En corto

Visión nocturna

16.12.2016 | 05:00

Despierto en la noche por efecto de la última luna llena, coincidente con uno de los repuntes de la tensión soberanista catalana, y al cargar la batería neuronal mirando tras la ventana a la señora del cielo caigo en que estábamos todos equivocados sobre el asunto, al movernos en un paradigma ficticio. El enfrentamiento planetario no es entre el nacionalismo catalán y la nación española, ni entre dos nacionalismos, el catalán y el español. Los polos verdaderos de esa oposición son Barcelona y Madrid, o sea, una ciudad que llora tener menos poder que el que merece, y otra que es poder en estado puro cristalizado en ciudad. Así que, me digo, habrá que llevar a Barcelona dos o tres ministerios y el Senado, por lo menos. Luego los detalles de la convivencia quedan para Colau y Carmena. En ese momento una nube necia interrumpe la comunicación, pero la visión se queda, como una cicatriz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

FANNY SOLA*

Diversidad en el aula, reto y oportunidad

La comunidad educativa ha experimentado cambios importantes en las...

 
 

RAFAEL DE LA FUENTE

Turistas

Es obvio que ahora nos están pasando factura los errores cometidos en el pasado

 
 

SUSU

Catalunya sacudida por el terror

No es nada fácil describir cómo nos sentimos los barceloneses tras el...

 
 

PEDRO DE SILVA

Paréntesis impertinente

La gran actualidad devora a la mediana, y ésta a la pequeña, con la misma rutina con que el pez...

 
 

MIGUEL ÁNGEL SANTOS GUERRA

Mil cuatrocientos kilómetros

He impartido hace unos días un curso de cuatro horas en el Aula Magna...

 
 

Cartas al director

Terrorismo islámicoEl fondo de este problema no son estos monstruos terroristas, sino...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine