La chapa del sábado

Pascuas y Ramos

La sorprendente marcha sin explicaciones de Juande Ramos me lleva a buscar respuesta a otras preguntas sin responder

24.12.2016 | 05:00

Seguramente si a algún malaguista le preguntaron la semana pasada que qué era más probable, que le tocase el Gordo de la Lotería de Navidad el jueves o que su equipo estuviese sin entrenador ese mismo día, a parte de pillarle bastante descolocado la pregunta, habría dicho que al menos la pedrea le tocaba. Sorpresón mayúsculo este jueves por la tarde con el tuit del jeque y su contenido. Juande Ramos se larga. Así, sin más. Se habla de ofertas millonarias procedentes del lejano oriente, del malestar general en el Málaga CF y en el malaguismo por los últimos dos partidos –la derrota, sonrojante en la forma aunque no inesperada, desde luego– ante el Sevilla FC y la también sonrojante pero esta vez sí inesperada derrota con el Córdoba CF en la Copa del Rey, sustentadas en un inexplicable cambio en la portería blanquiazul y en las dificultades en la zona defensiva del equipo. He bicheado el artículo que Emilio Fernández, jefe de Deportes de esta casa, dedica también hoy a la marcha de Juande Ramos y no puedo sino coincidir en la crítica hacia la forma en la que el club está gestionando esta sorprendente pesadilla antes de Navidad: desde Catar, por Twitter y sin que la mano izquierda sepa lo que hace la mano derecha. Pero también hay que ser honestos, y de la misma forma que la salida del técnico manchego parece casi una rabieta en plan «es mi Scattergories y me lo llevo» por, al parecer, discrepancias dentro del vestuario y del club, es lícito preguntarse si una eliminación copera y una mala imagen en un derbi ante el Sevilla son motivos suficientes para que reine el pesimismo entre los aficionados y se oigan en La Rosaleda los primeros gritos contra determinados jugadores –todos en la defensa y la portería– y contra el técnico. ¿Esperaba la afición estar a estas alturas de temporada en una mejor situación de la actual? ¿No sigue demasiado vivo en la mente del malaguista esos años mágicos del inicio de la «era Al-Thani» y la Liga de Campeones? ¿No se pide tal vez demasiado a un equipo que debe volver a buscar su sitio en la Primera División? Convendría que Juande Ramos explicase, algún día, los motivos de su marcha, pero también habría que dar respuesta a las preguntas anteriores, para poder saber con claridad por qué objetivos puede luchar el Málaga CF... y por cuáles no.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

GONZALO LEÓN

La Feria de Malagaluf

¿Qué nos llevamos de las masas de jóvenes que deambulan por el Centro con su mochila a cuestas?...

 
 

Taxistas y violentos

De nuevo espanta una violencia tan grande. Un chico italiano ha muerto a patadas de otros...

 
 

PEDRO DE SILVA

Los motivos del turismo de masas

¿En qué consiste el llamado turismo de masas?, ¿en comprobar que...

 
 

DANIEL CAPÓ

Plena soberanía

La nueva sensibilidad política que consiste en dejar sólo el músculo de la voz del pueblo sin...

 
 

CRISTIAN ARDURA

Hacienda, el peor enemigo para Messi y Cristiano

Expertos en fiscalidad señalan que la raíz del problema de los...

 
 

Cartas al director

'Visitas a la Basílica de la Victoria', por Pilar AlonsoRecientemente he disfrutado de...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine