En corto

Escena con uvas

03.01.2017 | 05:00

A veces nos damos cuenta de las errores cuando es demasiado tarde para evitar las consecuencias, y esto puede ocurrir en cosas graves o nimias, aunque nimio o grave no suelen depender tanto del hecho en si como de las mentadas consecuencias. Por ejemplo, si uno se ha cansado de que las uvas de Año Nuevo sea siempre tan pellejudas y menguadas, y para remediarlo se hace con unas uvas orondas y sabrosas, que reparte docena a docena en los cuencos, y luego, cuando empiezan a sonar las primeras campanadas se da cuenta de que son tan grandes que ni hay forma de tragarlas a tiempo ni van a caber en la boca, y las campanadas siguen sonando sin parar una tras otra, mientras todos, alguno a punto ya de atragantarse, le miran a uno como si fuera un sofisticado asesino en serie, es cuando al uno en cuestión se le ocurre eso de que a veces nos damos cuenta de los errores cuando es demasiado tarde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

JOSÉ MANUEL PONTE

Unos terroristas insospechados

Nadie es capaz de encontrar alguna explicación racional al suceso...

 
 

JAVIER MURIEL NAVARRETE

Do, re, mi, fa, sol

Hasta los poco cinéfilos recordarán Encuentros en la tercera fase, cinta en la que unos...

 
 

GABY BENEROSO

Somos mejores

Somos mejores de lo que pensamos. He llegado a esta feliz conclusión tras disponerme a borrar...

 
 

PEDRO DE SILVA

Abatidos

Abatir, en primera acepción (RAE) es derribar algo, echarlo por tierra. Sólo en cuarta es hacer...

 
 

JOSÉ LUIS ORTÍN

Del desbarajuste al todo vale

D jimos que la marcha de Thiago, como la de Cesc, eran síntomas de...

 
 

LUIS GANCEDO

Anatomía de la tasa de paro: del 27% al 17%

España tiene, a los diez años de la crisis, una tasa de paro del...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine