En corto

El sindicato

15.01.2017 | 05:00

No hay censo, ni afiliación, ni cuota, ni estatutos, pero el sindicato de desvalijadores de los viejos (de los "mayores", si se quiere) es una realidad social ominosa y cada día más patente. No me refiero a los asaltantes callejeros o a domicilio, que esos a fin de cuentas realizan actos con tipificación penal y ya tienen policía y juzgados que se ocupan de ellos, sino a una nube difusa de insectos chupópteros que merodean a los mayores, sisándoles en los precios de cualquier cosa, vendiéndoles lo que no necesitan, aceptando dádivas fruto de la demencia senil o enchufándoles servicios y productos inútiles para ellos. Los miembros del sindicato viven y se desarrollan a base de no dejarse ver mucho, suelen mostrar solicitud mientras ejercen su actividad parasitaria y en general se las arreglan para hacer caja sin infringir norma alguna ni ver mermada su aparente honorabilidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

FANNY SOLA*

Diversidad en el aula, reto y oportunidad

La comunidad educativa ha experimentado cambios importantes en las...

 
 

RAFAEL DE LA FUENTE

Turistas

Es obvio que ahora nos están pasando factura los errores cometidos en el pasado

 
 

Feria y silencio

Sigue siendo agosto. Aún estamos de Feria (por ejemplo, en Málaga) y ya nos ha tocado. Unos...

 
 

MIGUEL ÁNGEL SANTOS GUERRA

Mil cuatrocientos kilómetros

He impartido hace unos días un curso de cuatro horas en el Aula Magna...

 
 

PEDRO DE SILVA

Paréntesis impertinente

La gran actualidad devora a la mediana, y ésta a la pequeña, con la misma rutina con que el pez...

 
 

SUSU

Catalunya sacudida por el terror

No es nada fácil describir cómo nos sentimos los barceloneses tras el...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine