Cartas al director

16.01.2017 | 21:07

Una mujer que iba para santa

Carmen Marín lo tuvo todo. El cariño de un pueblo, un parque animal, una protectora, el apoyo del Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, aparecer a menudo en la televisión de Torremolinos, pero sobre todo el respeto de los que amamos a los animales. Desgraciadamente, como no somos perfectos tiramos por la borda lo que hemos conseguido por la avaricia, la gula, la codicia, la pereza, la envidia y la soberbia. No respetó los pecados capitales, ni amó a dios sobre todas las cosas. También faltó al nombre de dios y la creación y nunca santificó las fiestas. Codiciaste con los bienes ajenos. Carmen, pensábamos que ibas para santa y equivocaste a miles de personas. Tengo cuatro chuchos. Dos llevan con nosotros, mi familia, más de 15 años y son parte de la alegría y el amor que se respira en mi hogar. Los jueces te han condenado, pero ¿te perdonará dios? ¿Y los cientos de perros inocentes que murieron sin piedad?
Bartolomé Florido
Málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine