El palique

Teatro del malo

En la conferencia de presidentes autonómicos faltaba Celia Cruz gritando aquel estribillo de "No hay cama pa tanta gente". Ni fondos...

18.01.2017 | 00:47

Conferencia de presidentes de comunidades autónomas. A veces al articulista la actualidad no se lo pone nada fácil. Vaya asunto fanfinflón y aburridote, que inunda noticiarios y pudiera acabar como un gigantesco propagador de naderías, trufado con lugares comunes. Pero claro, de algo hay que escribir, no se pueden perpetrar cantos a las nieves o al sol de invierno cada día. A veces hay que arrinconar la lírica, si es que uno acierta a invocarla, y meterse con enaguas en la realidad que nos asalta por la pantalla del ordenador y la tele y el móvil. Conferencia de presidentes. Una pantomima, un teatrillo, una farsa. Faltan Cataluña y Euskadi, algunos de cuyos partidos políticos siempre han tenido una tentación golpistona y trabucaire, como de querer aniquilar el sistema constitucional. No sabemos para instaurar qué. Si la financiación, o sea, traerse manteca a casa dependiera de esta conferencia, de cómo se comporta cada dirigente y con qué habilidad se maneja en ese foro, Cataluña y Euskadi –ausentes– se quedarían sin fondos, lo cual no puede ser por dos razones. Una, porque todos los españoles, incluidísimos ellos, somos iguales. Y otra, porque estaría muy feo. Además, Euskadi tiene garantizado recaudar todos los impuestos y pagar un cupo anual que no se actualiza ni se va a actualizar. Y Cataluña quiere un trato bilateral, exclusivo, como de tú a tú, de nación a nación. No puede ser y además es imposible. Esta conferencia, en la que han metido hasta al Rey, que a lo mejor tiene jet lag después del viaje de peloteo en Arabia para que las empresas españolas consigan contratos, es como el sueño del federalista. Tal vez se la ponga muy dura (la conciencia de nación) al presidente de pequeña comunidad o al consejero de Economía de importante autonomía, que rima mucho pero no deja de ser una parte más de este todo al que todo el mundo embiste y le tira arreones. Una tropa de asesores y chóferes, directores generales, ujieres, presidentes, protocolistas, camarógrafos, seguratas, policías y hasta peluqueros tomaron ayer el Senado para esta tal conferencia que dejará luego una estela de ruedas de prensa y declaraciones de los ministrines en sus respectivos territorios. Aquí está todo el mundo mal financiado y falta Celia Cruz gritando aquello de «No hay cama pa tanta gente». Ni fondos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

JUAN GAITÁN

Silencio

Medimos la alegría en decibelios y siempre exageramos la alegría, pero cuando las cosas son...

 
 

MATÍAS VALLÉS

Varufakis la emprende contra Tsipras

El libro global del exministro griego desnuda a la troika financiera

 
 

LOLA CLAVERO

Por la cara

La fisonomía nos marca desde el nacimiento de un modo fatal; por la cara se nos juzga y...

 
 

PEDRO DE SILVA

Cirugía de momento virtual

Interesante, el legrado propuesto en Sabadell para limpiar de españolismo las calles, empezando...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

¿Por qué no se persigue en tierra a los traficantes?

Por qué no se persigue en tierra a los traficantes y se espera a que...

 
 

Cartas al director

'Un barbero frustrado', por Bartolomé FloridoHace 55 años, cuando emigré a...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine