Málaga de un vistazo

Libros

26.01.2017 | 05:00

Hay un día en el que definitivamente tienes que tomar la dura decisión de seleccionar qué libros te van a acompañar y qué libros has de abandonar a su suerte. O peor, a qué libros vas a confinar en un oscuro y húmedo trastero entre paredes de cartón de esa caja que tu cuñado te trajo del trabajo. Ay, ¡qué duro! El fin de semana pasado lo tuve relativamente fácil, cogí varios libros de consulta que he utilizado en mis estudios de marketing o comunicación reciente y los he arrojado con cuidadosa violencia al averno literario de la caja marrón. Sé que estarán ahí siempre, pero necesito quitármelos de en medio aunque sea por un tiempo. Sin embargo, mañana por la tarde me enfrentaré a una de las situaciones más crueles de mi vida: escoger de entre todos una pequeña muestra de obras que me acompañen los próximos meses de periplo por Dios sabe dónde.

En una preselección inicial he incluido un alto porcentaje de libros que ya he leído, devorado, releído y subrayado. Quizá por miedo a perderlos o quizá por querer mover conmigo un pedazo de felicidad, estoy seguro de que han de estar cerca de mí, aunque sea debajo de la cama. Necesito el contacto visual con Larra, Gil de Biedma, Lorca, Valle Inclán, Kavafis, Vallejo€ Tengo otros a los que necesito sentir, como los de Olaizola o James Martin. Los hay que son irremplazables como Orwell o Huxley. Clásicos que no puedo quitarme de encima, que necesito tener, como Kerouac o Scott Fitzgerald. Y no, todos no caben en una maleta. Y no, no me vengas con el eBook. Hay sentimientos insustituibles. A Reverte, Ruiz Zafón o Falcones me los leo donde haga falta, pero esos que te he dicho antes€ a esos tengo que olerlos y tocarlos. Cada ejemplar que tenga que abandonar será una excusa para volver.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

JUAN GAITÁN

Silencio

Medimos la alegría en decibelios y siempre exageramos la alegría, pero cuando las cosas son...

 
 

MATÍAS VALLÉS

Varufakis la emprende contra Tsipras

El libro global del exministro griego desnuda a la troika financiera

 
 

LOLA CLAVERO

Por la cara

La fisonomía nos marca desde el nacimiento de un modo fatal; por la cara se nos juzga y...

 
 

PEDRO DE SILVA

Cirugía de momento virtual

Interesante, el legrado propuesto en Sabadell para limpiar de españolismo las calles, empezando...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

¿Por qué no se persigue en tierra a los traficantes?

Por qué no se persigue en tierra a los traficantes y se espera a que...

 
 

Cartas al director

'Un barbero frustrado', por Bartolomé FloridoHace 55 años, cuando emigré a...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine