La señal

¿Quo vadis alcalde?

29.01.2017 | 11:36

Pero Paco de la Torre también es socialdemócrata, como Montoro?, ¿qué está pasando aquí? Porque eso de defender mi alcalde la municipalización de Limasa con el apoyo de toda la izquierda€ vamos, aunque solo fuera por el daño que le han hecho a la ciudad los huelguistas de Limasa€ pero no se trata de eso, sino de que la empresa privada es más eficiente que la pública, así de sencillo, ¿o es que hay que explicarlo a estas alturas? ¡Qué tiempos! Ahora que el Vaticano avala el milagro que podría elevar a los altares al padre Arnáiz, puede que se haya producido otro y se haya dado una trasmutación ideológica en algunos conspicuos cargos institucionales del PP y se revelen como socialistas conversos, puede€ Pero más misterioso aún es qué le pasara por la cabeza a Elías Bendodo en esta rebelión de los concejales del Parque€ ¡Uy€!

Y todo así, de sorpresa en sorpresa, te quieres creer que la Policía ha perdido un 9,9 por ciento de agentes y la Guardia Civil el 6,4 por ciento desde que gobierna Rajoy€, el mundo al revés.

Es como el aprobado a un alumno de bachillerato con un 2 por su «madurez y progresión» y en contra del criterio del profesor y del centro, pero la Comisión Provincial de Reclamaciones de la Consejería de Educación en Córdoba decidió aprobarle y ya está, y así tenemos profesionales en la calle con una preparación excelente. Esto es España, sí señor. Por eso cae hasta la peor clasificación de su historia en el índice de percepción de la corrupción de Transparencia Internacional y pasa del puesto 36, que ya está bien, al 41, de un total de 176 países, batimos nuestros propios récords, nos podemos sentir orgullosos.

Yo le propondría a esta derecha de voz apagada que debería reírse de la extrema izquierda antisistema, que éstos sí se ríen de ella, la risa es un arma política y hay que usarla, hay que caricaturizar al adversario -lo políticamente correcto impide decir enemigo-.

Por eso hay que elegir buenos comensales con los que reír y así fue muy grato el almuerzo con el juez de lo Penal Ricardo Puyol, tiene un criterio muy fino pero muy claro en el análisis de la realidad, un sentido que falta más de lo que parece en quienes mandan. Los de Podemos, sin ir más lejos, van a bayoneta calada contra sus hermanos. Desde que el pablista Espinar llegó a la dirección de Podemos en Madrid ha eliminado a doce errejonistas, ¿cuántos serían si pudieran cargar contra la derecha?, y con lo que les gusta€ ¡uff! Pero Podemos de Baleares está sembrada y para contratar a una asesora le pregunta si se va a quedar embarazada, eso lo pregunta uno del PP y lo fusilan allí mismo. Por eso, no sé por qué tiene que pedir disculpas el senador Eugenio Gonzálvez, quien en una conversación privada le dice a un amigo «haz como yo, retírate y sigue mandando como yo, pero en la sombra€ que trabajen los gilipollas». Pero si eso lo piensan millones de españoles€, otra cosa es que no puedan. Pues mira, quien tiene baraka es Toñi Ledesma que sortea el precipicio y sigue siendo alcaldesa pese a la tránsfuga. Bueno, y Fernando Francés, nombrado por la reina Isabel II miembro de la Orden del Imperio Británico, a ver quién le tose ahora.

Aquí hay que llamar a las cosas por su nombre, aunque se trate de Hacienda o, precisamente, por eso, porque se trata de Hacienda, no he conocido más alarma empresarial que la de este enero en los pagos por retenciones, ya digo, han debido desembarcar los socialdemócratas en las playas de Génova y como un comando de operaciones especiales tomar las instituciones en las que creíamos que gobernaba el PP. ¿Qué podíamos esperar si ha cerrado Layen y nos hemos quedado sin flores? Pero tengo que acabar esta columna, me voy al merecido homenaje de jubilación al responsable jurídico de la Seguridad Social Antonio Almansa, en Limonar 40, donde le agasajan trescientos amigos, pero de aquí a la misa funeral por el alma de Alejandra Hornbostel, tan prontamente ida, 51, en Santo Domingo. Para ella estos versos de Pablo Neruda:

Hay cementerios solos,
tumbas llenas de huesos sin sonido,
el corazón pasando un túnel
oscuro, oscuro, oscuro,
como un naufragio hacia adentro nos morimos,
como ahogarnos en el corazón,
como irnos cayendo desde la piel del alma.

cima@cimamalaga.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

JUAN GAITÁN

Silencio

Medimos la alegría en decibelios y siempre exageramos la alegría, pero cuando las cosas son...

 
 

MATÍAS VALLÉS

Varufakis la emprende contra Tsipras

El libro global del exministro griego desnuda a la troika financiera

 
 

LOLA CLAVERO

Por la cara

La fisonomía nos marca desde el nacimiento de un modo fatal; por la cara se nos juzga y...

 
 

PEDRO DE SILVA

Cirugía de momento virtual

Interesante, el legrado propuesto en Sabadell para limpiar de españolismo las calles, empezando...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

¿Por qué no se persigue en tierra a los traficantes?

Por qué no se persigue en tierra a los traficantes y se espera a que...

 
 

Cartas al director

'Un barbero frustrado', por Bartolomé FloridoHace 55 años, cuando emigré a...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine