En corto

Patrón de juego

13.02.2017 | 22:28

En el 28 Congreso del PSOE (mayo de 1979) Felipe González, que ya acumulaba todo el poder mediático y de imagen, puso su cargo en juego para forzar un giro del partido, y, tras ese pulso, el partido, sin líder alternativo, se entregó al liderismo. Desde ese momento el PSOE se convirtió en un aparato monolítico, engrasado para el acceso al poder, aunque dispuesto a usar la movilización de forma alternativa, como en la campaña frente al ingreso en la OTAN (1981). Pocos niegan hoy que la famosa «pasada por la izquierda» de los gobiernos de González haya sido beneficiosa para el interés general, pero no es esa la cuestión. La cuestión es que el liderismo, y no la ideología, es la cuestión. Siguiendo el exitoso manual de González, una vez ganada esta batalla Pablo Iglesias, tras ajustar cuentas, podrá ajustar su oferta a la demanda, con la meta puesta en la cúpula de las instituciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

JON FDEZ. ARRIETA

El coste personal de empezar de cero

Este artículo se remonta a las 12.15 horas del pasado 31 de agosto,...

 
 

LUIS RUIZ PADRÓN

Neolengua

Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? ¿Por qué llaman rehabilitación a lo que es un...

 
 

ANTONIO RICO

La bolsa es la vida

Los grandes clubes han optado por la política de hacerse con las promesas del fútbol mundial...

 
 

Cuánto duraba un beso a los 15 años

Hay unos 300 chavales de esa edad en la sala grande de los cines El...

 
 

JUAN TAPIA

Toda España pendiente del 21-D

El separatismo se presenta dividido y la antigua cdc lanza a...

 
 

MATÍAS VALLÉS

El PSOE los envía a la cárcel

Baja levemente la tensión en Cataluña, y de inmediato se recrudece un...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine