Málaga de un vistazo

Ciento ochenta

15.02.2017 | 21:32

Hace 180 años a Mariano José de Larra le dio por perder la cabeza. Por echársela a perder. Era un 13 de febrero de 1837 por la tarde y en el número 3 de la calle Santa Clara se escuchaba un tiro que acabaría con la vida del más genial periodista español. Nadie hubo ni habrá con la garra, la literatura y la calidad discursiva de Larra. En España ha habido escritores de periódicos muy buenos, pero no como Larra.

Un joven vivido que a sus 27 años ya tenía tres hijos y un matrimonio echado a perder por la relación infructuosa que, según dicen los románticos, le empujó a apretar el gatillo de esa pistola. El ministro de Justicia de la época, a la sazón vecino de Larra en el mismo edificio de Santa Clara, permitió que un suicida recibiera cristiana sepultura, algo impensable por entonces. ¡Hasta para eso era disruptivo este Larra!

A Larra le dolía España y quizá eso también le empujara a apretar el gatillo. Desilusionado con una sociedad burda y viciada nunca dejó de denunciar la política estructural del sistema y el mal gobierno. Él lo hacía con convicción, con fuerza y con ira. Ira que demostraba siempre que podía. En Horas de Invierno se le leía la triste resignación de la infelicidad de aquel que ha nacido en mal lugar y en mal momento. Larra comparaba la facilidad de escribir en la «capital del mundo moderno», París, en donde se hacía «para la humanidad»; mientras, en Madrid «Escribir como escribimos en Madrid es tomar una apuntación, es escribir en un libro de memorias, es realizar un monólogo desesperante y triste para uno solo». Larra, aún muerto hace 180 años, es una fuente de fácil revisión para poner a España frente al espejo. Casi dos siglos después seguimos viviendo en ese país corrupto y viciado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

Agua cero

No llueve. La chica del tiempo repite el vaticinio: sol y más sol. Y de las obras pendientes...

 
 

LOLA CLAVERO

Las solteras

La violencia de género sólo la sufren las mujeres casadas o en pareja ¿acaso las solteras no?

 
 

JUAN GAITÁN

Hembra

Si finalmente sigues empeñada en que te violaron, si insistes en que no hubo consentimiento,...

 
 

EDUARDO LAGAR

La libertad en internet ha muerto

Las elecciones en 18 países fueron manipuladas a través de la...

 
 

PEDRO DE SILVA

Oficio de tinieblas

A esa hora justa en que un resplandor ilumina el cielo por Oriente, y son visibles sólo los...

 
 

LUIS GANCEDO

Cuando el rico quiere impuestos

Léase con atención lo siguiente: «Ni es justo ni sabio proporcionar...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine