20 de marzo de 2017
20.03.2017
En corto

Para leer sin respirar

20.03.2017 | 01:55

Debido a que la globalización había sido impulsada, sobre todo, por el dinero en estado puro, que para engordar más deprisa necesitaba moverse a sus anchas por el mundo, comiendo aquí y allá y haciéndose en cada momento con los mejores pastos, sin necesidad de tener nadie al mando y dirigido por la máquina global de calculo más perfecta, con terminales inteligentes que ejecutaban inversiones decididas por fórmulas y aplicativos, todo ello sin tener que responder de las consecuencias de las correrías depredadoras del capital, se había ido generando entre los damnificados una reacción desglobalizadora que no era global sino local y nacional, y se podía manifestar bajo signos políticos no sólo diversos sino antagónicos entre sí, a veces pletóricos de zafiedad intelectual y moral, formando una oscura resaca de color pardo, sin razones plausibles de ninguna clase pero con razón de ser.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

FRANCISCO GARCÍA PÉREZ

El gusto por la literalidad y sus consecuencias

Me llegan de vez en cuando a Facebook necias solicitudes de amistad...

 
 

ÁNXEL VENCE

Vivan el vino y las mujeres

Un político de apellido empedrado de consonantes ha montado la mundial al sugerir que la Europa...

 
 

F. J. CRISTÓFOL

Cafe bar parlamento

A Pablo Iglesias le hemos escuchado muchas intervenciones en sede parlamentaria en tonos la mar...

 
 

Ahora, tormenta

El diputado provincial de Ciudadanos Gonzalo Sichar, muy cuestionado por su labor y por su...

 
 

DOMI DEL POSTIGO

Un tesoro en la basura

¿Tenemos algo para tirar por ahí?» No sé cómo contar esto. Nos vamos haciendo peores, supongo....

 
 

LUIS M. ALONSO

Traición a la democracia

Adam Schiff cree que si se prueba la influencia de Putin en el resultado de las últimas...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine