20 de marzo de 2017
20.03.2017
En corto

Para leer sin respirar

20.03.2017 | 01:55

Debido a que la globalización había sido impulsada, sobre todo, por el dinero en estado puro, que para engordar más deprisa necesitaba moverse a sus anchas por el mundo, comiendo aquí y allá y haciéndose en cada momento con los mejores pastos, sin necesidad de tener nadie al mando y dirigido por la máquina global de calculo más perfecta, con terminales inteligentes que ejecutaban inversiones decididas por fórmulas y aplicativos, todo ello sin tener que responder de las consecuencias de las correrías depredadoras del capital, se había ido generando entre los damnificados una reacción desglobalizadora que no era global sino local y nacional, y se podía manifestar bajo signos políticos no sólo diversos sino antagónicos entre sí, a veces pletóricos de zafiedad intelectual y moral, formando una oscura resaca de color pardo, sin razones plausibles de ninguna clase pero con razón de ser.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

GINÉS MUÑOZ

Construir sobre Messi

El Barcelona de Luis Enrique ya es historia. En la final de la Copa del Rey (3-1, contra el...

 
 

Cartas al director

Derribando a un diosUn humorista del mundo madrileño ha dibujado a un Sánchez...

 
 

TINO PERTIERRA

Los contenidos ofensivos amenazan al imperio Zuckerberg

La mayor pesadilla de un imperio es crecer tanto que sea imposible...

 
 

JORGE DEZCÁLLAR*

Todos contra Irán

En el ámbito internacional, esta semana está dominada por la gira de Donald Trump...

 
 

JOSÉ LUIS GONZÁLEZ VERA

Alguien limpiará esto

La afluencia de turistas crece en nuestra Costa. Cada cifra pulveriza la previa con el mismo...

 
 

PEDRO DE SILVA

Pistas de acoso

A las altas praderias, una verde meseta colgada bajo la peñas de una serranía, se subía por una...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine