Tribuna

No hay mañana sin fuego

O Rajoy ataca de lleno la corrupción que asola al PP o estará en la antesala de ver cómo se deshace su partido como un azucarillo

21.04.2017 | 10:43

No es una frase mía sino de un dirigente del PP nacional. A uno, de obediencia andaluza, más suelto de lengua aunque sin levantar la voz por aquello de que le pueden poner de patitas en la calle, echó pestes sobre quienes han hecho del PP una cloaca inmunda, rebozando de mierda, me dijo. Este dirigente andaluz apenas ha superado los 30 años y tiene futuro por delante si es que la regeneración en este partido se produce y no siguen tapando la corrupción que se ha convertido en sistémica, como una gangrena. Resulta patético ver a honorables y seguro que honestos y honrados dirigentes del PP tragándose sapos y culebras para intentar justificar lo injustificable. Me cuentan que el miércoles por la tarde, en la Cámara andaluza, una parte de los parlamentarios andaluces del PP parecían estar todavía en Viernes Santo, porque, sin digerir la citación de Mariano Rajoy como testigo en el caso Gürtel, tenían que tragarse y notar retortijones en su interior cuando supieron de la detención del que fuera presidente de la Comunidad de Madrid y secretario general del PP madrileño, Ignacio González, el político del ático de San Pedro Alcántara y al que se le acusa de operaciones fraudulentas millonarias en dos empresas públicas, el Canal de Isabel II y Mercasa. Y lo que está por venir.

Nacho González como antes Paco Granados, en la cárcel este último, fueron dos hijos políticos predilectos de la ubérrima Esperanza Aguirre, dada últimamente al sollozo y a la lágrima fácil. Que Aguirre no haya dimitido aún, que se aferre, tal cual su jefe Rajoy, de que ella estaba a la luna de Valencia, que no sabía nada, no se lo cree ni ella misma. Aquí nadie parece saber lo sucedido en algunos ayuntamientos de Madrid gobernados por el PP, nadie sabe nada de la Púnica, ni de la Gürtel; nadie sabe nada de los discos duros rotos, ni de las cuentas en B, ni de los sobres en B; ni nada de lo sucedido en Valencia o en Murcia.

Dos días horribles que nadie se esperaba en el PP aunque haya dirigentes como Rafael Hernando que ya tiene un culpable de todo lo que le pasa a su partido: acusa a los abogados que han ejercido la acusación popular de ser los mamporreros del PSOE para que Mariano Rajoy tenga que aclarar sobre la oscura trama de intereses personales y del partido del que ha sido secretario general. Rajoy ya no podrá seguir haciéndose el don Tancredo, figura al que tan dado es, porque estamos ante una corrupción estructural que exige una voluntad regeneradora que hasta ahora es pura palabrería. El PP todavía no ha explicado la corrupción que le corroe y bueno será recordar la famosa foto de Rajoy con toda su directiva en el año 2009 cuando proclamó, sin rubor alguno, que la trama descubierta no era del PP sino contra el PP. Pues así les va.

Y lo peor es el negro horizonte penal que tienen por delante, con un machaque día a día, con un calendario que se extenderá en el tiempo, un gobierno en minoría y con la tendencia en las encuestas a la baja. ¿Qué hará Mariano Rajoy ahora? Creo que ni él mismo sabe qué pasos dar, sobre todo porque ante la presión de la justicia ya no le vale dejar que los problemas se resuelvan por sí mismos. O ataca de lleno la corrupción que asola a su partido o estará en la antesala de ver cómo se deshace su partido como un azucarillo por mucho que esto le parezca una entelequia a los más fundamentalistas que le rodean. Creo recordar que en las últimas elecciones el PP se dejó más dos millones y medio de votos en las urnas y las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) señalan que la corrupción y la mentira es lo que menos perdonan los españoles. Que se apliquen el cuento.

P.D.- (1) La actitud mafiosa de Francisco Marhuenda, director de La Razón, habla por sí sola. Pretendió chantajear a la presidenta de Madrid, Cristina Cifuentes, para impedir la investigación judicial sobre la corrupción en el Canal Isabel II. ¿Qué credibilidad tiene este hombre cuando se asoma a las pantallas televisivas? Que lo piensen quienes lo contratan.

(2) A Podemos, mejor, a Pablo Manuel Iglesias, se le ha estropeado el embrague, con el tramabus en dique seco. Un circo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

LOLA CLAVERO

El estudio del artista

Entrar en el estudio de un artista es profanar un templo, pero también participar de sus ritos....

 
 

Niño, con las voces

Dos colegios de Málaga podrían ser multados por exceso de ruido. Ay, la sana algarabía...

 
 

LUIS M. ALONSO

El nuevo PSOE y la vieja rivalidad

En el PSOE se ha producido un giro significativo a la izquierda...

 
 

Cartas al director

NOMOFOBIAEs el término que los expertos han denominado al miedo a estar sin...

 
 

JORGE HERNÁNDEZ MOLLAR

El nuevo desorden mundial

Solo observar los gestos, las intemperancias y la absoluta falta de cortesía y corrección de...

 
 

JUAN JOSÉ MILLÁS

No duermo

Hay gente como Ronaldo que se puede enfadar con un país y gente que solo se puede enfadar con...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine