En corto

Los pobres

14.05.2017 | 01:27

Pone el dedo en la llaga la profesora Adela Cortina cuando dice que si los emigrantes molestan, y llegan a despertar odio, es sobre todo porque son pobres. Estamos hechos así, aunque valores, principios y creencias ayuden a superarlo. El afán de ser más que otros está en cada persona, y cuenta más que la propia tenencia de bienes de cualquier clase, que es sobre todo un signo externo de superioridad. A partir de ese hecho, los demás son consecuencia: el que es más que otros se convierte en objeto, a la vez, de admiración y de envidia, y el que es menos suscita desdén y afán de que no salga de ahí para igualarse. Con todo, no son iguales los pobres de dentro, que podríamos llamar domésticos, que los de fuera, que a fin de cuentas vienen a comer de nuestro pastel. Sólo viéndonos así, tan miserables, podemos afrontar el reto de tratar (sin bajar la guardia un minuto) de ser de otra manera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine