En corto

Echeve

09.06.2017 | 21:25

Es como, al parecer, llamaban sus amigos a Ignacio Echeverría. Imposible hacer una semblanza justa de esta persona convertida, de pronto, en personaje, pues el héroe es un fenómeno carismático que no admite matices (se llega hasta a hacer de Echeve un adalid de la lucha contra el terrorismo). Tampoco hace falta, caramba. Basta quedarnos con esa fracción de segundo en la que, al ver a una persona agredida, salta a defenderla con lo que tiene a mano. ¿Lo habría hecho de haber parado a pensarlo y medir riesgos? Es sin duda una reacción impensada, un automatismo, pero, atención, un automatismo moral, fruto al final de una concepción del mundo y de su persona en el mundo, acuñada a lo largo de todos los segundos anteriores de su vida. Una falta de disposición a asumir la indiferencia como modo de estar entre la gente. ¿Ocasión para enarbolar El Quijote en la patria literaria de Hamlet?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

JOSÉ MANUEL PONTE

La polémica del rebuzno

El problema en que nos ha metido la mala política ( tanto regional como nacional) consiste en...

 
 

RAFAEL DE LA FUENTE

Arquitectos

Confieso que aquello fue una alegría. La noticia que daban en la portada de La Opinión de...

 
 

De cartón y de piedra

Que no le quiten la sonrisa a Serrat. El patrimonio de sus canciones y su actitud...

 
 

JUAN TAPIA

Rajoy tropieza otra vez con Cataluña

¿Si el PP hubiera aceptado antes la propuesta de Pedro Sánchez de una...

 
 

MIGUEL Á. SANTOS GUERRA

La tigresa y el acróbata

He leído la última obra de Susanna Tamaro titulada «La Tigresa y el Acróbata», a pesar de no...

 
 

Cartas al director

CHOQUE DE VANIDADESBueno, ya se acerca el día del pseudo referéndum en...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine