Ficción muy real

19.06.2017 | 21:44

Un veterano socialista español se dolía, mientras paseaba por París, de la deriva de su histórico PSOE, con toda la antigua nomenclatura desposeída de la marca, en manos ahora de una militancia invertebrada y algo caótica. En ese momento, por un azar del destino, se topó con un viejo conocido, dirigente del Partido Socialista Francés, hoy sin cabeza y al borde la la extinción, quién le preguntó, admirativamente, cómo lograban en España sobrevivir y adaptarse a los tiempos de la democracia directa, en la que un representante está mal visto por el mero hecho de serlo. Reconfortado así el español, invitó al francés a tomar un café en una terraza a la sombra, y charlando de una cosa y otra se consolaron entre ellos recordando al inexistente, y otrora crucial, Partido Socialista Italiano, mientras calcaba el sol de final de primavera, mostrando la inexorable verdad del cambio climático.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

DOMI DEL POSTIGO

Avatar

Cómo sería aquel pánico. Resultaría inquietante poder acercarnos a aquellos hechos en una...

 
 

TINO PERTIERRA

Barron Trump, el influencer que nunca existió

Las redes sociales pescan muchas tonterías a diario. Todo el mundo lo...

 
 

PEDRO DE SILVA

Cachondeo no, por favor

Conviene, pese a todo, que la representación teatral catalana no se convierta en una farsa,...

 
 

Paseo al sol

Cuando un ministro se aburre viene a Málaga a prometer cosas. Y así vamos pasando la vida tan...

 
 

F. J. CRISTÓFOL

A ti, ´reventaor´

A ti, reventaor, que sobrevives gracias al milenarismo malaguita. A ti, que eres feliz viendo...

 
 

MATÍAS VALLÉS

El único juez al que no le gusta el fútbol

A nadie han sorprendido los delitos atribuidos a Ángel María Villar,...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine