Ficción muy real

19.06.2017 | 21:44

Un veterano socialista español se dolía, mientras paseaba por París, de la deriva de su histórico PSOE, con toda la antigua nomenclatura desposeída de la marca, en manos ahora de una militancia invertebrada y algo caótica. En ese momento, por un azar del destino, se topó con un viejo conocido, dirigente del Partido Socialista Francés, hoy sin cabeza y al borde la la extinción, quién le preguntó, admirativamente, cómo lograban en España sobrevivir y adaptarse a los tiempos de la democracia directa, en la que un representante está mal visto por el mero hecho de serlo. Reconfortado así el español, invitó al francés a tomar un café en una terraza a la sombra, y charlando de una cosa y otra se consolaron entre ellos recordando al inexistente, y otrora crucial, Partido Socialista Italiano, mientras calcaba el sol de final de primavera, mostrando la inexorable verdad del cambio climático.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

Cassá quiere mandar

Convidó a desayunar. Si todos los que quieren ser alcalde lo hicieran, los periodistas estarían...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

Diésel

Como en otras partes, Alemania subvencionó con millones de euros del erario público los...

 
 

ELENA M. CHORÉN

Se venden ´likes´

Sumar seguidores y ´likes´ en redes sociales se ha convertido en una obsesión para usuarios y...

 
 

ÁNXEL VENCE

Eurofobia, hidrofobia y otras manías

El minúsculo partido que promovió –con éxito– la salida...

 
 

DOMI DEL POSTIGO

Avaros

No es verdad que usted gane 50 millones. Usted gana 25, redondeando. Porque el sistema...

 
 

CAMILO JOSÉ CELA CONDE

Ideologías

Desde que Francis Fukuyama sostuvo en 1992 que el final de la Historia había llegado, el mundo...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine