Ficción muy real

19.06.2017 | 21:44

Un veterano socialista español se dolía, mientras paseaba por París, de la deriva de su histórico PSOE, con toda la antigua nomenclatura desposeída de la marca, en manos ahora de una militancia invertebrada y algo caótica. En ese momento, por un azar del destino, se topó con un viejo conocido, dirigente del Partido Socialista Francés, hoy sin cabeza y al borde la la extinción, quién le preguntó, admirativamente, cómo lograban en España sobrevivir y adaptarse a los tiempos de la democracia directa, en la que un representante está mal visto por el mero hecho de serlo. Reconfortado así el español, invitó al francés a tomar un café en una terraza a la sombra, y charlando de una cosa y otra se consolaron entre ellos recordando al inexistente, y otrora crucial, Partido Socialista Italiano, mientras calcaba el sol de final de primavera, mostrando la inexorable verdad del cambio climático.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

Morir de éxito

Lo dijo un ingeniero en una reciente rueda de prensa y yo lo suscribo: en las altas esferas de...

 
 

PEDRO DE SILVA

Una de miedo, para empezar la semana

¿Será posible que (como he leído) el pueblecito inglés en que Isabel...

 
 

JOSÉ LUIS GONZÁLEZ VERA

Nuevo arte malagueño

El devenir de las autonomías está desembocando en una parcelación de todas las actividades, con...

 
 

PEDRO J. MARÍN GALIANO

La calle de las bragas

Pues eso. Que así, de repente, sin saber muy bien cómo se inició esta...

 
 

DANIEL CAPÓ

Las 95 tesis

El pasado 31 de octubre se cumplieron cinco siglos de un acontecimiento que cambió el...

 
 

ALBERT CANO

Crecimiento sin mejora

Desde que «hemos salido» de la crisis, una pregunta obsesiona a los analistas...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine