Ficción muy real

19.06.2017 | 21:44

Un veterano socialista español se dolía, mientras paseaba por París, de la deriva de su histórico PSOE, con toda la antigua nomenclatura desposeída de la marca, en manos ahora de una militancia invertebrada y algo caótica. En ese momento, por un azar del destino, se topó con un viejo conocido, dirigente del Partido Socialista Francés, hoy sin cabeza y al borde la la extinción, quién le preguntó, admirativamente, cómo lograban en España sobrevivir y adaptarse a los tiempos de la democracia directa, en la que un representante está mal visto por el mero hecho de serlo. Reconfortado así el español, invitó al francés a tomar un café en una terraza a la sombra, y charlando de una cosa y otra se consolaron entre ellos recordando al inexistente, y otrora crucial, Partido Socialista Italiano, mientras calcaba el sol de final de primavera, mostrando la inexorable verdad del cambio climático.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

J. VIDAL VALICOURT

Los secundarios

Dicen que España ha dado grandes actores y actrices secundarios. La lista es larga....

 
 

CIPRIANO TORRES

Retoquitos de orfebre

Soy el fuego que arde tu piel, soy el agua que mata tu sed, el castillo, la torre, yo soy la...

 
 

ALBERT CANO

Por dentro y por fuera

Cómo lo venReferéndum kurdo y la CIA cumple 70A pocos días para que se...

 
 

EDUARDO LAGAR

Patadón científico en los testículos

La británica Royal Society acaba de conceder a "Testosterona Rex" su...

 
 

Éxito y sucesiones

Pues ahí está Ciudadanos, gobernando en la Junta más que el PSOE. Ha...

 
 

GUILLERMO BUSUTIL*

La cultura de otoño

Me gusta cruzar ciudades en las que suena el otoño. Sentirlo bajo los pies de quien cree...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine