Columna abierta

Plurinacionalidad y soberanía

19.06.2017 | 21:44

Nadie que conozca la realidad de los estados plurinacionales que no fragmentan la soberanía del pueblo, es decir, la del propio estado, debería recelar de la expresión ni mucho menos del concepto incorporados por el PSOE a su ideario en el 39º Congreso Federal. La ponencia del sector de Pedro Sánchez, aprobada por amplia mayoría, no inventa nada que no exista. Abre una vía democrática a la redefinición federalista del estado español como punto de arranque de la próxima reforma constitucional, modera el pacto de izquierda que puede hacerse deseable para sanear la vida política en la rotación de las mayorías de gobierno –básica en el desarrollo y modernización del país– y anula la «exclusividad» de la izquierda populista en el reconocimiento de la pura evidencia.

Si no un derecho, la plurinacionalidad española es un hecho acentuado en casi cuarenta años por el estado de las autonomías, que acusan hoy el desgaste de sus imperfecciones. La diferencia clave con otras fórmulas es la inviolabilidad de la soberanía única. Y su primera virtud, la exclusión del secesionismo en la homologación con democracias poderosas que han probado suficientemente la idoneidad del sistema.

El socialismo histórico está en crisis y tan solo remontará poniéndose en línea con la nueva etapa del mundo. La inteligencia del cambio se enturbia con la defensa numantina de los principios que fueron fundamentales y han dejado de serlo por el empuje de una realidad social que impone sus principios a despecho de las doctrinas instaladas. El divorcio de las bases militantes y votantes con las estructuras dirigentes no se visualiza únicamente en la izquierda nacida del 15M sino también en la arrolladora victoria de Pedro Sánchez sobre la casi totalidad de los poderes de su partido, que le traicionaron aún siendo el secretario general elegido en primarias y han probado amargamente que la mayoría de base no estaba con ellos. La soberbia de los ´usurpadores´, expresidentes del gobierno, barones y aparatchiks, sufrió una humillación sin precedentes en las nuevas primarias y contempla hoy una mayoría interna que no los necesita. Es la elección que la vieja estructura debe aceptar y procesar, sin rencor ni tacticismos deslegitimadores de las bases. Sin ello, el partido será inviable.

Lo ilustran las elecciones presidenciales y legislativas de Francia, que al consagrar al presidente Macron han estado a punto de convertir el muy joven partido La Repùblica en marcha en partido único, muy por encima de la mayoría absoluta. Ni esto es conveniente, ni Macron tiene fácil gobernar en el sentido deseado por sus electores y señalizado por una exagerada abstención. La clave es el desplazamiento de la confianza hacia el ´hombre nuevo´ como único potencialmente capaz de encabezar la dinámica del cambio. Tendrá que demostrarlo, como también Pedro Sánchez en el área interna del PSOE y en su aspiración de gobierno. En la acción política del siglo XXI, la historia y las tradiciones tienen la dimensión que les corresponde. Lo esencial es la voluntad de no encapsular las ideologías en las doctrinas y los esquemas organizativos del pasado. Con luces y sombras, Pedro Sánchez puede ser el ´hombre nuevo´ de la democracia española.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

Son las nueve, quizás

Los nacionalistas ensalzan lo particular pero en realidad son internacionalistas: todos hablan...

 
 

ENRIQUE GONZÁLEZ DE GOR

#Limasapide...

Si algo tienen de bueno las redes sociales es que puedes acceder directamente a la gente, o al...

 
 

JUAN JOSÉ MILLÁS

El Antiguo Testamento

En las habitaciones de los hoteles de Barcelona, en vez de la Biblia, los turistas encuentran...

 
 

CARLOS PÉREZ ARIZA

Colón el mestizo

Ensalzado y vejado, Cristóbal Colón mantiene la incógnita de su origen. Parece que sabía más de...

 
 

HORACIO EICHELBAUM

Negociar... o quizás negociar

Se habla de negociar mientras se afilan los 'cuchillos' de la...

 
 

PEDRO DE SILVA

El infierno y un pequeño diablo

Hacia las 9:00 seguía sin amanecer, y no apuntaba maneras. Al comprar...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine