Tierra de nadie

Conversaciones normales

El butano no es mi tema, pero me asombra que la gente se meta en la red para hablar de estas cosas

03.07.2017 | 22:33

Viajando con la pereza propia de estos días de una región a otra de internet, doy con un foro en el que se discute sobre la duración de las bombonas de butano. Hay un tipo al que le duran un mes y otro al que le duran tres. Se establece entre ellos una competición por ver quién es más limpio. Un tercer interviniente critica el exceso de higiene, responsable, según él, de la mayoría de las alergias actuales.

-Ducharse todos los días –dice- es malo para el cuerpo porque produce dermatitis y malo para el medio ambiente porque se gasta el agua.

Yo permanezco en silencio porque he caído ahí por casualidad. El butano no es realmente mi tema, pero me asombra que la gente se meta en la red para hablar de estas cosas a las cuatro de la tarde de un día de verano.

-Y un paquete de arroz, ¿cuánto os dura a vosotros un paquete de arroz? –pregunta ahora un tal Ismael.

El salto del butano al arroz me deja estupefacto. Sospecho que se trata de un foro de hombres procedentes de matrimonios muy tradicionales, que ahora viven solos, y que acaban de descubrir la duración de las cosas. Quizá se trate de un foro privado en el que me he colado sin darme cuenta por unas de esas rendijas que aparecen en la superficie de la seguridad cibernética.

-Yo hago –dice otro llamado Anselmo– arroz blanco para tres días. Cuatro tazas pequeñas. Lo meto en la nevera y lo rehogo con ajo antes de servírmelo. Un paquete me dura un par de semanas.

Durante un rato discuten sobre lo que debe durar un paquete de arroz. Pero de súbito va uno y uno pregunta cuánto dura un catarro.

-O cuánto debe durar –se corrige.

-A mí, el último me duró más que la bombona de butano –contesta Ismael.

-Entonces es alérgico –le responde Antonio-. Toma Ebastel. Ebastel Flash de diez miligramos y se acabó.

El mundo es portentoso. Debería de haber en algún sitio un registro de todas las conversaciones que se consideran normales. Solo para que advirtiéramos su radical anomalía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine