Tribuna

Recomendaciones para los emprendedores

03.07.2017 | 22:33

Todas las personas emprendedoras, sobre todo aquellas que trabajan por su cuenta, por mucho que les apasione su trabajo y que tengan clara su misión en la vida, seguro que en más de una ocasión se han sentido desbordadas, cansadas, saturadas, agotadas y, tal vez, hasta quemadas. Y lo cierto es que no siempre es debido a las circunstancias externas, que no se pueden controlar, sino que gran parte de la responsabilidad de este estado de agotamiento extremo es propia, fundamentalmente por exigirnos en exceso, por no saber gestionar bien nuestras energías y emociones, por no cuidarnos bien, etcétera. De ahí que los expertos recomienden los siguientes consejos para evitar caer en estas desagradables situaciones:

1) No hay que temerle a que se mezclen la vida familiar, o personal, con el negocio que se está llevando a cabo, ya que tratar de mantenerlo totalmente por separado es una tarea muy difícil.

2) Aprender a gestionar el tiempo y a priorizar. El orden y la planificación ayudan a evitar la frustración y aumentan la confianza, al sentir que se tiene el control sobre lo que se hace. Por eso, es importante comenzar cada mañana revisando los objetivos. En algunos casos, sirve de ayuda escribir los sueños, los logros, lo que asusta, los progresos, las nuevas ideas... Eso ayudará a aclarar la mente, a hacer planes, rectificar estrategias, reflexionar sobre las metas Y, sobre todo, algo importante, no tratar de hacerlo todo.

3) El progreso no es posible sin cambio. Fomentar una actitud de búsqueda continua. Cuando hay un estancamiento frente a un problema, es necesario provocar el cambio interior realizando un cambio exterior. El cambio de escenario puede propiciar ideas creativas y nuevos encuentros que abran oportunidades que no se habían visto hasta ese instante.

4) Tomarse momentos para uno mismo. Reunirse con amigos, dar un paseo, hacerse un regalo... Lo que sea, simplemente por el gusto de hacerlo, porque, indudablemente, eso recargará las pilas y hará que se pueda experimentar un estado de bienestar propio, más allá de los resultados inmediatos.

5) Mens sana in corpore sano. Cuidar la alimentación, hacer ejercicio físico, estar al tanto de la vida emocional..., todo ello tiene que formar parte del propio estilo de vida.

6) Mejor pedir ayuda que socorro. No esperar a sentirse desbordado y agotado. Una llamada a tiempo va a ser mucho más efectiva que querer ser un superhombre o una supermujer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine