En corto

Héroes de papel

14.07.2017 | 23:41

Aunque la comedia pueda acabar mal, el juego de los dirigentes del independentismo catalán de tirar la piedra y esconder la mano resulta hilarante. De hecho puesto en escena en clave de vodevil sería para morirse de risa. Leyes que se tramitan por debajo de la mesa y se presentan en un teatro, convocatorias a bombo y platillo de las que nadie se hace cargo, responsables que dicen mejor yo no y se dan la queda unos a otros, etcétera. El problema de fondo es que por más que pongan perfil de moneda la independencia catalana no es un hecho dramático marcado por las necesidades del pueblo, la grandeza de un destino histórico o la dignidad patria, y así no hay modo de ponerse heroicos para asumir todas las consecuencias. Lo hacen en la tribuna o el tinglado del mitin, pero cuando al llegar a casa la persona que lleva las cuentas les pregunta si están seguros la moral hace plaf.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine