En corto

¿La famosa espada flamígera?

18.07.2017 | 00:16

En sentido estricto se llama religiones solares a aquellas que de un modo u otro adoraban al sol, pero se supone que todas las monoteístas son de origen solar, aunque el sol aparezca en ellas, y en sus deidades, transferido a símbolos. Bien, no le demos más vueltas al asunto, está ahí, y cuando la brillante yema de su dedo de fuego aprieta un poco nos regresa la fe solar de nuestros primeros padres, en forma de temor y de sospecha de castigo implacable. De ser así, seguro que a él no le importan lo más mínimo los pecados que sus pequeños impostores nos habían dicho que lo eran, sino los que afectan al orden en esta pequeña colonia suya de la Tierra. Tampoco será que esto le despierte un afán de venganza, sino que el castigo para el autor del desequilibrio vendrá de forma automática, con la implacable violencia de una ecuación. De momento seguramente pasaremos todos por el purgatorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

JUANMA RODRÍGUEZ

Sin botes no hay paraíso

En poco más de dos años, Málaga se llenará de carteles para conmemorar la elección como Ciudad...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

De elecciones y manipulaciones

En la época tanto de indefinición como de confusión ideológica que...

 
 

GERARDO PÉREZ SÁNCHEZ

La política como problema, la política como solución

Uno de los principales problemas de nuestro modelo democrático...

 
 

Cartas al director

El silencio de los corderosMi solidaridad y cariño con todos los catalanes y...

 
 

ALBERT CANO

El impacto de Amazon

La noticia se conoció el pasado día 19: la compañía juguetera estadounidense Toys R Us firmaba...

 
 

JORGE DEZCÁLLAR*

Merkel, cuatro años más

Lo que se anuncia en Cataluña no debe hacernos olvidar que aún hay votaciones que...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine