Sol y sombra

Sánchez jubila a Guerra

26.07.2017 | 22:30

El PSOE plurinacional de Pedro Sánchez se propone apartar a Alfonso Guerra de la Fundación Pablo Iglesias, y nombrarle presidente de honor, reservándole el papel de los floreros. Guerra, parece ser, puso su cargo a disposición del secretario socialista al día siguiente de disputarse las primarias. Naturalmente conocía la suerte que les esperaba a los que habían apoyado hasta el último momento a Susana Díaz. Sánchez no es Bambi como Zapatero. De serlo, tendría ya colmillos retorcidos.

El sucesor al frente del think tank socialista será José Félix Tezanos, un histórico del guerrismo mucho más proclive al actual líder que Guerra, y precisamente el ideólogo de la España plurinacional que tanto airea Sánchez. Algunos le llaman el «arquitecto del sanchismo». Pero, claro, para ser el arquitecto del sanchismo, Tezanos tendría al menos que contar con un proyecto inteligible de edificación. Los planos no los entienden ni los propios socialistas que se han enzarzado en una agria discusión sobre el modelo territorial.

Los andaluces apoyan la simetría; los valencianos aspiran a reformar la Constitución para precisamente lo contrario; los baleares han lanzado la extravagante idea de una federación de islas, y Adriana Lastra, en Asturias, maneja la espeluznante y famosa teoría de las dos formas de gobierno: el Principado y el Reino de España. El asunto se está convirtiendo en un galimatías y, por si fuera poco, Patxi López ha dejado de preguntarle al gran timonel de Ferraz si sabe qué es una nación, en las reuniones de la Ejecutiva Federal. Uno de los problemas socialistas con el federalismo está en querer atribuírselo a España a toda costa cuando es un modelo casero.

Guerra sabe qué es una nación. Por eso, lo han jubilado de las ideas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine