En corto

Sexo, mentiras y cintas de vídeo

12.09.2017 | 22:31

Sigo con la simbólica de la urna y la papeleta entrando, el clímax al que aspira y su mensaje subliminal: si España lo frustra añadiría un coitus interruptus al almacén de agravios. Demasiado evidente, aunque no tanto como las mentiras: ni es verdad que, como rezaba la macropancarta enfocada al cielo, «referéndum es democracia» (la monserga de Franco), ni tampoco al revés, pues la democracia es mucho más que referéndum, son reglas de juego, son garantías y es respeto a los acuerdos constituyentes –como el que se alcanzó, se votó y se plasmó en 1978– al menos mientras los propios suscriptores –todos los españoles– no decidan su cambio. En cuanto a vídeos en circulación, como el de la CUP despeñando la furgoneta para empezar a bailar el mambo, son chuches para ese tipo de tipo que pasó de la playstation a captar por imágenes y se mata de risa cuando alguien (salvo él) se da un mamporro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine