En corto

Emociones irrepetibles

15.09.2017 | 22:20

No me refiero a las que uno haya dejado atrás, sino a las emociones que los no-mayores nunca podrán disfrutar. Tampoco hablo ahora de sentimientos, o del tipo de sentimientos que suelen asociarse a ´emoción´. Entre la segunda mitad de los años 50 del siglo XX y la primera de los 60 fue brotando, en una secuencia intermitente pero imparable, la emoción de la llegada a nosotros de los aparatos. La primera radio a transistores, la primera nevera, el primer tocadiscos, la primera lavadora, el primer televisor, incluso la primera tostadora. ¿Cuál era la naturaleza de la emoción?, ¿la simple novedad?, ¿el anuncio de la vida idílica dibujada en las películas americanas?, ¿la fascinación del progreso?, ¿el efecto multiplicador de aquellas promesas en una edad promisoria? Temo que la emoción que hoy provoca la salida de un nuevo modelo de móvil no sea equiparable a aquella, ni de lejos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

Cuánto duraba un beso a los 15 años

Hay unos 300 chavales de esa edad en la sala grande de los cines El...

 
 

LUIS RUIZ PADRÓN

Neolengua

Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? ¿Por qué llaman rehabilitación a lo que es un...

 
 

RAFAEL DE LA FUENTE

Marbella y la librería Mata

Sus fondos eran perfectos y tenían la capacidad de conseguir rápidamente cualquier libro que el...

 
 

MIGUEL A. SANTOS GUERRA

Buen profesional, profesional bueno

¿Qué profesionales entrega la institución universitaria a la...

 
 

MATÍAS VALLÉS

El PSOE los envía a la cárcel

Baja levemente la tensión en Cataluña, y de inmediato se recrudece un...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

El arte como trofeo

¿Quién puede presumir de tener en el salón de su casa nada menos que un cuadro salido de la...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine