En corto

Emociones irrepetibles

15.09.2017 | 22:20

No me refiero a las que uno haya dejado atrás, sino a las emociones que los no-mayores nunca podrán disfrutar. Tampoco hablo ahora de sentimientos, o del tipo de sentimientos que suelen asociarse a ´emoción´. Entre la segunda mitad de los años 50 del siglo XX y la primera de los 60 fue brotando, en una secuencia intermitente pero imparable, la emoción de la llegada a nosotros de los aparatos. La primera radio a transistores, la primera nevera, el primer tocadiscos, la primera lavadora, el primer televisor, incluso la primera tostadora. ¿Cuál era la naturaleza de la emoción?, ¿la simple novedad?, ¿el anuncio de la vida idílica dibujada en las películas americanas?, ¿la fascinación del progreso?, ¿el efecto multiplicador de aquellas promesas en una edad promisoria? Temo que la emoción que hoy provoca la salida de un nuevo modelo de móvil no sea equiparable a aquella, ni de lejos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

Me dejes

No paran de asaltarte por la calle Larios esos chavales idealistas que pretenden afiliarte a no...

 
 

Verde contra Green

La Supercopa nos depara esta noche la oportunidad de disfrutar con el primer partido de la...

 
 

GONZALO LEÓN

El hotel Arts de Málaga

"¿Para quién es ese hotel? Pues no lo sé. Supongo que, especialmente, para quienes lo promueven...

 
 

LOLA CLAVERO

Tiempos románticos

Vivimos tiempos románticos, no sólo porque el género de terror se haya puesto de moda, sino...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

Juventud alemana

Me han parecido extremadamente interesantes las reflexiones de un joven estadounidense que vive...

 
 

Cartas al director

Peor que HitlerNadie, excepto Rusia que instauró su siniestra dinastía comunista,...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine