Tribuna

Una mente maravillosa

El éxito de la Fundación se debe, principalmente, al espíritu de su creadora y a la fusión y conjunción de dos culturas

23.10.2017 | 21:18
Joan Hunt

El título del presente artículo de prensa, quizá nos lleve a recordar aquella fantástica película, estrenada en 2001, bajo la dirección de Ron Howard y protagonizada por un excelente Russell Crowe, que cuenta la vida de John Forbes Nash, ganador del Premio Nobel de Economía en 1994.

Hoy ese título va dirigido a otra «mente maravillosa», coincidiendo con el Día Mundial de los Cuidados Paliativos.

A principio de los años noventa, tuve la gran suerte de conocer a Doña Joan Hunt, fundadora de CUDECA.

Joan Hunt y su difunto esposo Fred eran mis vecinos y ya por aquél entonces, pude vaticinar, que detrás de aquellos expresivos y vivaces ojos azules, estaba ante una mujer extraordinaria, que desprendía inteligencia, humanidad, tenacidad y pasión por la vida.

Después de la muerte de Fred por cáncer, el vaticinio se hizo realidad. Joan tomó la inquebrantable determinación de construir un Hospice en la provincia de Málaga, donde residía, a la que amaba.

En 1992, la entonces Asociación CUDECA comenzaba su ardua y reconocida andadura, abriendo las puertas de una pequeña consulta externa de pacientes. Trabajo, esfuerzo, determinación y una gran dosis de inteligencia, hicieron posible que aquella mujer de mirada infinita junto con la doctora Marisa Martín, iniciaran una actividad que tantas personas y organismos hoy reconocen y agradecen.

Es de resaltar, que en el año 2002, Joan Hunt fue condecorada con la Orden del Imperio Británico (O.B.E) por el desarrollo de los cuidados paliativos para el cáncer en el sur de España. Nuestra «mente maravillosa», igualmente, ha recibido todo tipo de reconocimientos y distinciones, a nivel nacional, autonómico y local. Entre ellas, destacamos la Medalla de Oro de la Diputación Provincial de Málaga en 2013.

Hoy la Fundación Cudeca ha cumplido 25 años desde sus inicios, prestando atención médica y psicológica a más de 13.000 pacientes y familiares en la provincia de Málaga.

Hoy no me cabe la menor duda, que el éxito de la Fundación se debe, principalmente, al espíritu de su creadora, a la fusión y conjunción de dos culturas, la española y la de la comunidad de extranjeros en la provincia de Málaga, al muy alto nivel profesional médico y asistencial, y cómo no, a nuestro principal activo: el voluntariado.

Hoy Cudeca cuenta con más de 900 voluntarios; gracias a ellos, Cudeca es una realidad.

En definitiva, una «mente maravillosa» nacida en el Reino Unido, que eligió nuestro país para vivir e importar una nueva forma de cuidar, para desplegar toda su inmensa humanidad y generosidad. Todo un ejemplo de solidaridad, tan necesario en estos tiempos: sólo quien siente el valor de la vida, es capaz de dedicarla a cuidar a los demás.

Hoy Joan Hunt tiene 88 años; y cada vez que la veo, me sonríe con una vitalidad desbordante, y le digo ¡ojalá vivas más años que la Reina Madre!

Ricardo Urdiales Gálvez es presidente CUDECA

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine