En corto

Suite del día

01.11.2017 | 22:55

Un corresponsal me dice, y es cierto, que mucho antes de que el Halloween fuera universal y festivo, los niños de aquí ya vaciaban calabazas, les ponían ojos y boca y plantaban dentro una vela. Así que el asunto es autóctono, y lo alóctono es solo el atrezzo y el business del evento. El mismo corresponsal cuenta que desde su casa ve dos colegios: a uno, público y multiétnico, iban anteayer niños felices y con disfraz variopinto, mientras al otro, de una orden religiosa, llegaban tristes y uniformados. Le digo que no hay religión que no meta miedo con la muerte para tenerte a raya, pero tampoco hay que pasarse de la raya en perderle el miedo. De niño, los curas nos llevaban el 2-N (hoy, Dia de los Difuntos) al cementerio, para meternos una dosis. Sigo la costumbre, como terapia de mantenimiento, pues si ahora me disfrazara serían dos disfraces: uno del cuerpo y otro del miedo remetido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

Trabajo en grupo

El informe PISA ha descubierto nuestro anarquismo e individualismo. Dice que no sabemos...

 
 

El Cazador Othello

Pablo Laso pidió su salida del equipo este verano ante la incredulidad de muchos dirigentes...

 
 

ENRIQUE BENÍTEZ

Una mujer para la historia

Concepción Loring Heredia fue la primera mujer que intervino en el Congreso

 
 

F. J. CRISTÓFOL

La luz de la Navidad

Aquellos años en los que nos quejábamos del dispendio económico que suponía la espectacular...

 
 

Apuñalamiento en misa

Estaban en misa. Cabe preguntarse si todos los presos van a misa en Soto del Real por fe o...

 
 

PEDRO DE SILVA

Pesimismo relativo

Al ser la democracia la patria del relativismo, las verdades absolutas son incompatibles con...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine