Cartas al director

08.11.2017 | 00:05

La reina que muerde la mano (a S.M. la reina Isabel II de Inglaterra)

Parece ser, evidencias hay, que a Su Majestad le gusta morder manos. Vayan mis disculpas por delante. Lo sé, no es tarea de súbdito eso de molestar. Sí, soy súbdito. No súbdito suyo, súbdito de Felipe VI. Digo súbdito. Sonará anacrónico, pero si hay rey, hay súbdito. Los eufemismos se los dejo a otros.

Lo dicho, evidencias hay de que Su Majestad tiene inversiones en paraísos fiscales. Dicho de otro modo, no tributa todo lo que debiera en su Reino. O mejor, muerde la mano de quienes le dan de comer. Su Majestad, sí. Alguien con el pescado vendido desde cuna. Y ahora, evidencias hay, vende también la dignidad.

Aunque bien pensado, lo de la sangre azul me lo puedo tragar, pero eso de dignidad y monarquía, eso se me atraviesa.

Lo sé, no es de súbdito eso de molestar. Pero eso de morder manos...

Ya sé, solo muerde, no las come. Si fuera así, hubiera titulado la presente «La Reina Caníbal», pero no, no lo he hecho. Súbdito sí, pero no ignorante.

Sin más, Saludos.
Francisco García Castro
Estepona

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine