En corto

Limpios como patenas

10.11.2017 | 22:42

Como se sabe, la damnatio memoriae era una práctica de Roma que borraba cualquier rastro del personaje público objeto del castigo (por ejemplo, Nerón). Hoy se ejecuta anulando reconocimientos o premios, borrando inscripciones, quitando nombres de calles, retirando estatuas, etcétera, pero hasta ahora quedaba reservado a personajes públicos del sector público, no del privado. La fulminante damnatio memoriae que la Sony le acaba de aplicar a Kevin Spacey, suprimiendo su imagen de una película a punto de estreno, tras el juicio del tribunal popular global, supone una innovación del modelo romano. Si la práctica se extiende a todo el cine creado hasta ahora, borrando actores, actrices, directores y productores que no estén libres de pecado, sospecho que nos quedaríamos sin cine, salvo una parte del de dibujos animados. Eso sí, con la conciencia limpia, mientras no se demuestre lo contrario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

ROBERTO LÓPEZ

Pongamos un Chiquito en nuestra vida

Si cuando andabas, bailabas, y parecía que tropezabas, Chiquito, y en...

 
 

LOLA CLAVERO

Por el honor de una mujer

Ser mujer se ha vuelto a poner difícil en estos tiempos, pero la dificultad nos estimula....

 
 

Diccionarios

Elector: el que goza del sagrado privilegio de votar por un candidato que eligieron otros

 
 

JUAN GAITÁN

Agua de otoño

Se acerca el invierno y seguimos anticiclónicos y secos. El otoño se nos acaba, pero antes de...

 
 

JUANA FERNÁNDEZ RODRÍGUEZ*

Consumir o morir

En nuestra sociedad, los residuos crecen y crecen a pasos agigantados. Al mismo tiempo, se...

 
 

PEDRO DE SILVA

Respirar

Hay artículos de lujo y artículos de primera necesidad. Parece fácil distinguirlos, pero no lo...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine