En la nube

Google fulmina iSex, la app ´machista´

22.11.2017 | 19:55

Una encuesta revela que una de cada cinco mujeres españolas sufre acoso a través de las redes sociales. Retiran una polémica aplicación para detectar casos de abusos sexuales. Todo en la misma semana. Todo a escasos días de que se celebre el Día Internacional Contra la Violencia de Género.

«Yo (nombre) doy mi consentimiento para mantener relaciones sexuales con (nombre)». Éste es el formulario al que debían de contestar los usuarios de la aplicación iSex. Una herramienta creada por el abogado de familias sevillano José Luis Sariego para evitar falsas denuncias por abusos sexuales. Su creador aprovechó el ´tirón´ del juicio contra ´la manada´ por la presunta violación de cinco hombres a una joven en los Sanfermines para promocionar la aplicación. La condena fue masiva en internet, hasta el punto de que iSex no duró mucho en el mercado de aplicaciones de Android por «incumplir las condiciones de uso». El territorio Apple no lo llegó ni a pisar.

Aunque las denuncias falsas por agresiones sexuales en España corresponden al 0,18 por ciento, según datos de la Fiscalía, Sariego vio necesaria la creación de esta app para generar una especie de ´contrato´ antes de mantener relaciones sexuales. Además, aseguró que la información de la plataforma funcionaría en un juicio como los mensajes de Whatsapp. Lo que no contempla esta aplicación es que la agresión sexual puede producirse después de firmar el consentimiento, ya que alguna de las partes puede cambiar de opinión. Las redes sociales no tardaron en opinar sobre la iniciativa. «Si conoces a alguien que tenga iSex ya sabes que no sabe distinguir entre violar o no» o «la aplicación sólo pone en relieve el machismo social» fueron algunos de los comentarios de los usuarios en internet.

Con iSex fuera del mercado, los retos en la red siguen siendo muchos, sobre todo para las mujeres. Según un estudio publicado este lunes por Amnistía Internacional, una de cada cinco mujeres en España sufre abusos en internet. Hablamos de casos de ciberacoso, con todo lo que ello engloba: desde amenazas por publicar opiniones en redes sociales hasta miedo a que divulguen en internet fotos sexuales o privadas sin permiso (lo que se conoce como ´pornovenganza´).

Facebook, consciente de su implicación en el asunto, ha desarrollado un proyecto piloto para poner fin a las publicaciones sexuales por venganza. Para ello, emplaza a todas las personas que teman ser objeto de este abuso a enviar aquellas fotos y vídeos íntimos para que la compañía los detecte y evite su difusión. Hasta el momento, los usuarios podían denunciar imágenes a través de un botón, pero con la nueva medida se pretende que la fotografía no llegue a publicarse en ningún momento en Facebook, Instagram o Messenger. Mark Zuckerberg trata así de rebajar los titulares que le relacionan con casos de ciberacoso. El único escollo que tiene que salvar es que los usuarios se atrevan a mandar las imágenes que tratan de esconder. Difícil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine