En corto

El teatrillo, en crisis

06.12.2017 | 05:00

En todo el procés ha estado presente el gesto lúdico. En el aire festivo para ocupar la calle, sin duda, pero también en un tono de juego en los rostros, las piruetas, los enredos y engaños, la burla de la ley, las artes de ingenio. El procés era un gigantesco teatrillo. La indigna fuga de Puigdemont fue vista, por quienes quisieron verla así, como una cabriola más del mago de los escamoteos, que llegaría al cenit en campaña, cuando el juez belga, en vez de a Puigdemont, juzgara a España, y no lo entregase o lo hiciera sólo para asuntos penales muy menores. Ese evento central le ha sido escamoteado al gran escamoteador. El Juez Llarena debe de saber yudo, cuya primera ley es aprovechar la fuerza del otro (en este caso el huido del instructor), cediendo a su empuje. Le queda al mago Puchi una suerte suprema, un más difícil todavía, pero de alto riesgo: viajar a la frontera. A ver.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine