29 de marzo de 2018
29.03.2018
En corto

Referéndum, adiós

28.03.2018 | 22:31

Gracias a la colosal fuga de datos de Facebook, y la prueba de su uso para influir en consultas populares mediante el bombardeo de infundios sobre perfiles selectivos, la moda política de la democracia directa, que iba de la mano del populismo y ponía en la picota la democracia representativa, ha empezado a pasar al perchero de la ropa de temporada pasada. Ya no es sólo Rusia la que manipula, sino todos: los mentores del brexit, los de Trump, los de cualquier apelación al referéndum como supuesta expresión genuina de la voluntad popular. Mientras no sea posible (si es que un día lo es) garantizar la indemnidad del votante frente a esas maniobras, la democracia instantánea habrá pasado a mejor vida. La democracia representativa no queda libre tampoco de los manipuladores, pero todo va en ella lentamente y es posible rectificar. Viene a ser la diferencia entre una nevada y un alud.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine