Huerto, Salutación, Salud y Prendimiento llenan la noche de sabor nazareno

El chubasco ha sorprendido en la calle a Ecce Homo, Dulce Nombre y Humildad y Paciencia, que se han dado la vuelta - Pollinica y Lágrimas tuvieron que acelerar el paso para el encierro

21.03.2016 | 00:09

La lluvia hizo su acto de presencia para hacer saltar por los aires la mañana del Domingo de Ramos. Desde Pollinica hasta la Humildad, cuatro cofradías se vieron afectadas por el agua. Dejó de llover sobre las cuatro de la tarde y hubo consenso en retrasar el resto de salidas que estaban pendientes, decisión sabia que les aseguró poder hacer su salida penitencial sin problemas.

Las más afectadas fueron Humildad y Dulce Nombre, que regresaron al poco de salir. La cofradía victoriana no pasó de Compás de la Victoria, ya que el agua arreció cuando estuvo fuera. Dulce Nombre hizo sólo el primer tramo antes de regresar. Pollinica y Lágrimas estaban en el recorrido oficial cuando empezó la lluvia y les tocó aguantar el chaparrón con plásticos, mientras que Humildad y Paciencia no pudo llegar al Centro.

El retraso de las salidas de Huerto, Salutación, Salud y Prendimiento les permitió hacer sus salidas procesionales sin enconvenientes.

Prendimiento

Hubo salida procesional con una media hora de retraso, pero la hubo. Casi nadie en Capuchinos dudaba de que el Señor del Prendimiento y la Virgen del Gran Perdón, que recorren ahora las calles de Málaga, se reencontrarían con su ciudad. Este año, además, con uno de los grandes estrenos de la Semana Santa, como son los arbotantes de la Virgen, que alcanzan los 2,5 metros de altura y son los más altos de las cofradías andaluzas.

Salud

Con un cuarto de hora de retraso, la hermandad del Cristo de la Esperanza en su gran Amor y la Virgen de la Salud han iniciado su estación de penitencia desde el interior de la iglesia de San Pablo, con una Explanada de la Trinidad repleta de público para ver la compleja maniobra de salida al tener que salvar la rampa y las escaleras del templo.

El Señor se ha hecho a la calle con Reo de Muerte y ha recibido muchos aplausos de los congregados. La Virgen de la Salud va bellísima en su sencillez.

Salutación

La hermandad de la Salutación decidió retrasar media hora su salida procesional, antes las buenas perspectivas que señalaban que a las cinco de la tarde bajaba el riesgo de lluvia. Acertaron. Con el sol brillando en el cielo, el cortejo de blancos nazarenos brillaba en su bajada por la calle Parras. Mientras, el trono salió desde el interior de San Felipe Neri en una complicada maniobra, para ser recibido por la música de una soprano desde el Museo del Vidrio. Con orden y buen hacer el cortejo avanzó por un recorrido ya consolidado por la trasera del Centro de Málaga, recuperando unas calles para muchos ciudadanos.

Dulce Nombre

La cofradía capuchinera tuvo un recorrido accidentado, en el que intentó valientemente la salida, pero tuvo que volver ante la insistencia de la lluvia. La lástima es que regresó casi en el momento en que dejó de llover y la tarde-noche se quedó tranquila. Llegó el cortejo hasta Carretería, manteniendo la formación de los nazarenos y el orden pese a la insistente lluvia. Al llegar a Carretería, desde la calle Dos Aceras, llegó el momento de tomar una decisión y fue la de subir por Mariblanca, torcer en Madre de Dios y volver a subir Dos Aceras. El encierro, con el cielo despejado, se hizo con mimo y cuidado. Además, se dio la coincidencia del paso del Prendimiento por la plaza de Capuchinos con el encierro del Dulce Nombre.

El Huerto

Miles de personas se han dado cita esta tarde para ver salir al Señor del Huerto y la Virgen de la Concepción, que debido a la lluvia han retrasado el inicio del desfile desde las cuatro y media a las cinco de la tarde. Cuando se han abierto las puertas, lucía el sol. La banda de cornetas y tambores de Los Moraos de Almogía ha abierto el cortejo con bendición.

Al Señor lo acompaña la banda Resurrección de Sierra de Yeguas y a la Virgen, a la que han aplaudido mucho y gritado vivas tras rezarle un ave maría, la Vera Cruz de Almogía.


Humildad

La hermandad de la Humildad ya está en la basílica de la Victoria, donde tuvo que volver después de que la lluvia le sorprendiera en Compás de la Victoria. El Señor de Ecce-Homo fue recubierto con un chubasquero para evitar daños. La iglesia estará abierta de 16.00 a 22.20, hora prevista de encierro. El hermano mayor de la Humildad, Fernando Galeote, agradeció la compostura de la procesión cuando se decidió el regreso.


Humildad y Paciencia

El Cristo de Humildad y Paciencia y la Virgen de los Dolores y Esperanza han iniciado su desfile profesional a las 13.15 horas en punto en medio de una gran asistencia de público, que se han congregado a las puertas de la casa hermandad en el entorno de calle La Unión. Es el segundo año que esta hermandad realiza el recorrido como cofradía agrupada.

Pese a la inestabilidad meteorológica y a algunas gotas caídas, los tronos han iniciado el recorrido. El Señor ha salido con la marcha Pilatos a Jesús, tras el Himno Nacional, interpretada por la banda de cornetas y tambores del Carmen. La Virgen, tras el Himno Nacional, ha iniciado su recorrido con la marcha dedicada a la imagen interpretada por la banda de música cordobesa de La Estrella.

La cabecera de Humildad y Paciencia estaba en calle la Unión cuando ha empezado a llover, lo que ha obligado a la cofradía a usar plásticos para proteger al Cristo. Ante la perspectiva de que continúe la lluvia, el cortejo se ha dado la vuelta a la altura de la estación de autobuses.

Lágrimas y favores

La lluvia cogió a Lágrimas y Favores saliendo del recorrido oficial. Los hermanos de esta mayordomía de Fusionadas actuaron con velocidad, cumpliendo el plan previsto en caso de lluvia y han cubierto el manto de la Virgen y los enseres con plásticos para seguir su recorrido.

El cortejo salió a la calle con una buena previsión de tiempo para su procesión, aunque el hermano mayor, Eduardo Rosell, antes de salir explicó las distintas alternativas de refugio en caso de lluvia. "Ya está el sol en la puerta", afirmó en el momento de la apertra de San Juan. La presencia de Antonio Banderas como mayordomo de trono volvió a despertar mucha expectación, que se diluyó con el capillo puesto y la procesión iniciada.

El cortejo de Lágrimas y Favores crea una de las fotografías nazarenas de la jornada. Cientos de penitentes anteceden al trono, que se ha convertido en un referente por su forma de andar y acompasar las marchas interpretadas durante todo el recorrido, especialmente por calles como Nueva, Echegaray o San Juan.

Pollinica

La hermandad ha modificado este año su itinerario, dirigiéndose tras la salida por un nuevo entorno centrado en el barrio. De esta manera, el cortejo pasará por delante de la casa hermandad y recorrerá la calle Parras hacia el Molinillo, donde la cofradía tiene previsto un paso emocionante ante la capilla de la Piedad y la calle Ollerías. Allí se esperan varias petaladas al trono de María Santísima del Amparo, que recupera el uso de «velas rizadas», muy común en las décadas de los setenta y ochenta del siglo XX. El trono del misterio, fiel a su estilo musical de los últimos años, estrena este Domingo de Ramos el acompañamiento de la Agrupación La Sentencia, procedente de Jerez de la Frontera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine