Devoción

Una primera jornada para enmarcar

Las cofradías del Domingo de Ramos conforman un puzzle que encaja a la perfección

10.04.2017 | 08:06

Cofradías para todos los gustos, todas ellas demostraciones de fe. Unas más populares, unas más austeras

Desde la Cruz del Humilladero hasta la Victoria. Desde El Perchel hasta Capuchinos. Cuatro barrios malagueños con raigambre se dieron cita en la tarde del Domingo de Ramos demostrando que la de ayer fue una jornada de grandes grupos escultóricos, que han ido ganando en peso y calidad en los últimos años.

Humildad

Elegancia

Desde la basílica de la Victoria emprendió su camino la cofradía de la Humildad. Este año con la seguridad de que cumpliría sin problema la estación de penitencia tras el Domingo de Ramos frustrado del año pasado. No había ni rastro de lluvia ni indicios. Sólo había una magnífica tarde para salir en procesión y así hicieron los miembros de esta cofradía. La plaza del Santuario se llenó rápidamente de nazarenos blancos y cinturones de esparto, que abrieron el camino a un refulgente trono del Señor de la Humildad, vestido únicamente con la clámide roja bordada, que resaltaba la sobriedad de esta talla. La Virgen de la Merced, muy elegante y con un cuidado cuerpo de acólitos abriéndole el camino, iba acompañada de la Unión Musical Maestro Eloy García, formación muy sólida y bien formada.

Ver Galería
    

La entrada del Señor de la Humildad en la calle Granada, procedente de Santa Lucía, así como el giro a la plaza de la Constitución, se hizo al ritmo de la Banda de Cornetas y Tambores de la Esperanza, que cada vez tiene más matices y complejidad en su sonido, ofreciendo un nivel muy alto en todas sus interpretaciones. En la primera curva interpretó Dios Padre y Dios de Amor, que en ocasiones parecía una agrupación musical por la variedad de sonidos que conseguía. En la siguiente curva, para entrar en la plaza de la Constitución interpretó Cristo del Amor. Paso lento, ceremonioso del trono para entrar en la plaza de la Consitución.

Como anécdota, uno de los mayordomos del trono del Cristo vio como su martillo se rompía en medio de la orden para bajar el trono. Finalmente, su compañero actuó con celeridad para completar la orden a los portadores.

La Virgen de la Merced, en ese momento, terminaba su recorrido por la calle Comedias y empezaba a prepararse para la curva de entrada a Santa Lucía. Entre una nube de incienso, la Virgen de la Merced ganó Santa Lucía con precisión. La curva de entrada a la calle Granada lo hizo con Cachorro, saeta sevillana, por la Unión Musical Maestro Eloy, que interpretó la Marcha Fúnebre dedicada a la Quinta Angustia para pasar por la plaza de la Constitución, detrás de la tribuna principal.

Huerto

Olivos como detalle

La Archicofradía del Huerto, cuyos enormes tronos llenan las calles de acera a acera, volvieron a demostrar ayer que Málaga es ciudad de tradiciones. Que los pulsos no están reñidos con el silencio de otros, que se pueden llevar guiones presentados o al hombro, que los tronos pueden ser enormes, catedrales, o más pequeños y recogidos. He ahí la grandeza de nuestra Semana Santa. Y la hermandad de los Mártires, cuyos titulares rezuman devoción, dieron el Do de pecho con su paso firme y decidido. El olivo del Señor Orando en el Huerto, en plena efervescencia de primavera con sus ramas en flor, estrenó una marcha al salir de su casa hermandad, Al Señor del Huerto, interpretada, tras el Himno Nacional, por la banda del Cautivo de Estepona.

Ver Galería
    

El trono de la dolorosa de la Concepción, precedido por monaguillos que regalaban ramitas de olivo, también contó con un estreno: al órgano, la soprano Paloma Arévalo cantó un Ave María mientras el trono se mecía nada más salir. Sólo unos metros más allá, la vecina casa hermandad de la Humillación y la Estrella había abierto sus puertas para saludar al Huerto. Al paso de la Virgen de la Concepción sonaron decenas de campanas como las que llevan sus mayordomos. Hermanos, ante todo.

Dulce Nombre

Capuchinos en crecimiento

Esta cofradía de Capuchinos está ganando muchos enteros y el grupo escultórico del Señor de la Soledad le ha dado empaque. Es un grupo con una narración completa del momento de las tres negaciones, lleno de detalles y varios niveles de representación de la acción, lo que muestra la buena concepción que ha tenido.

Los nazarenos con hábito carmelita contrastaban con la luz de la tarde. El marrón y el negro, con telas pesadas, se convertían en una penitencia extra para los nazarenos mientras bajaban por la Carrera de Capuchinos y Dos Aceras. El silencio se iba extendiendo a su paso. Sin embargo, me voy a detener en la calle Echegaray. El trono del Señor entró desde Méndez Núñez haciendo la doble curva de La Opinión de Málaga con la marcha Corona de Amor, a la que siguió Jesús despojado para la entrada en Echegaray, interpretadas por la granadina Agrupación Musical del Dulce Nombre.

Ver Galería
    

Tras la correspondiente parada, los capataces y mayordomos dieron la orden de silencio y «atentos al quinto toque». Los martillos se quedaron en alto. La agrupación musical empezó a interpretar Reo de Muerte. Al quinto acorde, los portadores, como si fueran uno solo y sin que mediara ninguna orden, metieron el hombro en el varal y levantaron el trono al ritmo de la marcha, que cogía fuerza en ese momento. Aplausos y la piel de gallina. Y así siguió, al ritmo, gustándose, sin un fallo, toda la marcha y poco antes de entrar en la Catedral.

La Virgen del Dulce Nombre iba acompañada de la Banda Sinfónica de la Trinidad. Antes de la doble curva de La Opinión, mientras la banda atacaba los primeros acordes de Ione, recibió una petalada que embelleció los momentos previos a la curva. La marcha, personalmente, me gusta, y el ritmo le va especialmente bien al trono, que ofreció una maniobra perfecta, pese a su dificultad, y de un tirón.

Humildad Y Paciencia

Un barrio, una cofradía

La sobriedad de las túnicas carmelitas de Humildad y Paciencia sobrecogió ayer de nuevo a los miles de vecinos de la Unión que la vieron salir. Se vivieron momentos muy emocionantes cuando la Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora del Carmen interpretó Valiente para avanzar hacia Reboul y En tu cáliz, para trazar una magnífica curva de entrada a Reboul. El Señor, como cada año, estrenó el monte de corcho con pitas más grandes y flores silvestres.

Ver Galería
    

Luego le tocó el turno a la Virgen de los Dolores y Esperanza, que embocó la puerta de salida con la marcha Valle de Sevilla, interpretada por la Banda de Música de la Estrella de Córdoba. Ya en Reboul, se interpretó la marcha a su advocación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Semana Santa

Colas en la explanada de San Pablo, para el besamano extraordinario del Cautivo.
El Cautivo regresa a San Pablo

El Cautivo regresa a San Pablo

La imagen de Martín Simón, que ha estado cuatro meses y medio en el taller de Miñarro para su...

Marco Frisina visita al Cautivo en Ars Málaga

Marco Frisina visita al Cautivo en Ars Málaga

El maestro de capilla de la Catedral de Roma admira la obra de Martín Simón y reza un Padre Nuestro

Málaga da la bienvenida a Jesús Cautivo

Málaga da la bienvenida a Jesús Cautivo

Largas colas para ver a Jesús Cautivo tras casi cinco meses en el taller sevillano de Juan Manuel...

Jesús Cautivo, restaurado, se expone en Ars Málaga

Jesús Cautivo, restaurado, se expone en Ars Málaga

El Palacio Episcopal de Málaga acoge tres jornadas de exposición de la imagen restaurada por...

La Virgen de Lágrimas y Favores preside este sábado su Rosario Vespertino

La Virgen de Lágrimas y Favores preside este sábado su Rosario Vespertino

Saldrá sobre las 19.30 horas desde la iglesia de San Juan y recorrerá las calles de su feligresía

La Virgen del Rosario de Churriana recorrerá las calles de la barriada el domingo

La Virgen del Rosario de Churriana recorrerá las calles de la barriada el domingo

Esta tarde recibirá una ofrenda de nardos al término del triduo - Mañana por la mañana presidirá...

Enlaces recomendados: Premios Cine