El final de una gran Semana Santa

La procesión del Resucitado y la Reina de los Cielos pusieron el colofón a una semana de procesiones sin incidentes y con la incorporación de Humildad y Paciencia y Mediadora al recorrido oficial, así como la renovación de la sección de Vera+Cruz

06.04.2015 | 14:04
El trono de Jesús Resucitado entra en la calle Carretería y luce los faroles de Jesús de la Pasión en las cuatro esquinas.

La procesión del Resucitado y la Reina de los Cielos pudo ayer por la mañana el punto final a una Semana Santa que se ha desarrollado sin problemas con la lluvia y sin incidentes, confirmando además el tirón popular y turístico de esta actividad religiosa.

A las 9.45 horas se plantó la cruz guía de la Agrupación de Cofradías en la puerta de San Julián, dando comienzo a una procesión que destaca por el ambiente festivo y relajado. La Banda de Cornetas y Tambores de Jesús Cautivo abrió el cortejo, formado por una representación de nazarenos de todas las cofradías, organizados por orden de salida.

La gran novedad fue la presencia de nazarenos de Humildad y Paciencia y Mediadora, las dos cofradías que se agruparon el año pasado y que en esta Semana Santa se han estrenado en el recorrido oficial. De hecho, el hermano mayor de Humildad y Paciencia, Rafael González, fue el encargado de llevar la bandera de la Agrupación de Cofradías delante del trono del Resucitado y precediendo a los hermanos mayores agrupados. Entre ellos también se encontraba el hermano mayor de Mediadora, Pedro González. Su sección de nazarenos, además, abría el cortejo de la Virgen Reina de los Cielos, formado por nazarenos de las cofradías del Miércoles, Jueves y Viernes Santo.

La Banda de Música de la Esperanza fue la encargada de acompañar el trono de Resucitado, con marchas como Cristo de la Sangre, Jerusalén, Nuestro Padre Jesús o Consummatum Est.

El trono del Resucitado iba adornado con rosas blancas, hojas de camelia y uvas negras naturales, en un guiño eucarístico. Además llevaba los cuatro faroles de plata del trono de Jesús de la Pasión.

En el trono de la Reina de los Cielos el acompañamiento fue de la Banda de Música de la Expiración, que interpretó Triana, tu Esperanza en Cisneros, Aquella Virgen para entrar en calle Nueva, Mi Amargura en Larios y Alma de la Trinidad en la doble curva. Ambas crucetas musicales ofrecieron buen gusto.

El notable exorno floral de la Virgen estuvo compuesto por rosas pitiminí, jacintos, flor de cera y astromenia rosa. Además, la imagen llevaba una azucena de oro en la mano y una biznaga de plata a sus pies.

Balance positivo

El presidente de la Agrupación de Cofradías, Eduardo Pastor, se mostró muy satisfecho por el desarrollo de la Semana Santa de este año, de la que hizo «un balance muy bueno, ya que el tiempo ha acompañado y las procesiones han sido magníficas. Estamos muy contentos y satisfechos porque el trabajo de todo el año se ha traducido en el recorrido soñado».

Pastor también destacó la incorporación de Humildad y Paciencia y Mediadora al recorrido oficial, resaltando que han tenido unas grandes procesiones y que los miedos iniciales de Humildad y Paciencia para el regreso «no se cumplieron y tuvieron un final muy bueno». Además, el presidente de la Agrupación de Cofradías recalcó la aportación de la renovada sección de Vera+Cruz –de las Reales Cofradías Fusionadas–, que se incorporó al recorrido oficial en la noche del Jueves Santo.

De cara a las próximas elecciones en la Agrupación, Pastor no quiso desvelar si se presentará a la reelección hasta que no se aprueben los nuevos estatutos, cuyo texto definitivo fue remitido por el Obispado de Málaga para su refrendo en la asamblea de la Agrupación.

Así, con la reforma de los estatutos, el futuro presidente de la entidad estará por cuatro años, frente a los tres actuales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine