Sagrada Cena

La Cena, alegría de Jueves Santo

El Señor estrena las figuras de las esquinas y la Virgen, la saya

14.04.2017 | 16:50
La Cena, alegría de Jueves Santo
La Cena, alegría de Jueves Santo

La hermandad de la Sagrada Cena ya está en la calle y con ella sus grandes tronos, dos monumentos llenos de detalles con los que catequizar en esta tarde noche de Jueves Santo. 

La cofradía ha iniciado su estación de penitencia a las 17.20 horas en una calle Compañía blindada, tanto de gente como de policía. Tanto las insignias como los nazarenos de ambas secciones han salido, como es habitual, del interior de Turismo Andaluz. Terciopelo rojo y azul marino que hoy hará que los penitentes hagan doble penitencia, pues las temperaturas son muy altas en este primer día festivo de la semana. 

La Cena no sólo está regalando grandes momentos visuales, sino que también de sonido, pues lleva consigo tres bandas muy señeras. En cabeza de procesión, la Victoria, y tras el Señor, Redención de Córdoba. Los tronos de ambos Titulares han mecido mientras salían sus nazarenos y, una vez han salido los ciriales del grupo escultórico, se ha tocado la campana para que el trono de la Sagrada Cena saliese. El Cristo ha entrado en Compañía con los acordes del Himno Nacional aunque inmediatamente después ha hecho la maniobra de salida con "En la Cena del Señor". El momento iconográfico no sólo representa la última cena de Jesús, sino que es una alegoría a su vida, con la pasión, la muerte y la resurreción en su exorno floral.. Y es que los hermanos no han querido dejar nada sin atar, como es costumbre, disponiendo en el trono del Señor unas bonitas y curiosas piñas de flores con rosas, lavanda o espigas representando de este modo con sus colores la vida de Cristo. Además, el trono estrena en sus esquinas cuatro figuras de cuatro sumos sacerdotes del Antiguo Testamento. Diecisiete figuras sobre el trono, ahí es nada.

Una vez el Cristo ha empezado a girar hacia calle Fajardo, en una maniobra que para otras cofradías es sencilla, los portadores de la Cena han tenido que trabajar mucho y oír a sus capataces para poder encarar la calle mientras sonaba magistralmente "Cerca de ti". Y es que para la Cena la calle más grande es estrecha.

Dentro de la casa hermandad, se oía la bambalina del trono de La Paz. La dolorosa, ataviada con mucho gusto, estrenaba saya y bocamangas salidas del taller de bordados que posee la hermandad. La Virgen ha tomado la calle mientras sonaba su marcha "Pax malacitana" que ha enlazado con "Reina de La Paz". El trono de plata, de grandes proporciones, contaba también con un estreno que venía a completar el precioso conjunto: una candelería para la Señora.

En su llegada a calle Fajardo los portadores han mecido con gusto escuchando "Danos tu Paz". Los capataces han emocionado a los hombres de trono y a los testigos privilegiados de la primera fila al grito de "Como ustedes sabéis, sois los pies de nuestra Madre" o "Mimando a vuestra Madre, un pasito a la derecha". Con estas palabras la Virgen ha entrado en Fajardo camino de la Plaza de Camas, que se ha llenado de curiosos y cofrades que han desafiado al sol. Es Jueves Santo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine