Calle Agua

El Rescate y el triunfo del Martes Santo

La cofradía del Rescate no sólo es testigo, sino también es protagonista de la transformacion de las de las cofradías de este día

15.04.2017 | 17:35
El Rescate y el triunfo del Martes Santo
El Rescate y el triunfo del Martes Santo

Las grandes puertas verdes de la casa hermandad del Rescate se abrieron y el interior de la estancia se llenó de luz, que hizo brillar las coloridad túnicas y capas de los nazarenos de la hermandad. Aunque aquel que mire de soslayo se puede llevar la sorpresa al creer que la luz no entra de la calle, sino que sale del salón de tronos. En concreto  parece que sale del trono de la Virgen de Gracia. Su transformación en los últimos quince años ha sido espectacular y, año tras año, cuando veo el conjunto completo, me sigo quedando igual de boquiabierto y descubriendo algún detalle nuevo. Y aprendiendo, por la cuidada selección de imágenes relacionadas con la vida de la Virgen.

Los nazarenos salieron bien formados desde el interior del Colegio de Maristas. El patio interior se ha convertido en un gran aliado de la cofradía cada Martes Santo. Atrás quedaron los días en que los nazarenos se repartían como podían en las estrecheces de la casa hermandad y los mayordomos de sección hacían verdaderas maravillas para sacar ordenada las secciones entre el bullicio reinante. Ahora todo es más sencillo y más tranquilo.

El trono del Señor salió sin el Himno Nacional. La Agrupación Musical San Lorenzo Mártir interpretó 'Duele la vida', que acompasó el paso de los hombres de trono en la curva de entrada en la calle Agua. Ésta había amanecido adornada con reposteros y en el edificio situado justo frente a la capilla, al otro lado de la calle Victoria, un gran cartel con los titulares de la hermandad, lo que muestra el cuidado de la cofradía por acompañar con todos los detalles posibles a su procesión.

Antes de iniciar la bajada del trono por la calle Agua, los hermanos del Rescate extendieron los nuevos varales, que se retráen poco más de un metro para la salida. Además se estrenaron las nuevas cabezas de varal.

Una vez que se colocaron los varales en su sitio, el trono continuó su recorrido para acceder al Centro y encontrándose a su paso una petalada a mediación de la calle Victoria. Cuando llegó a la altura de la casa hermandad de El Rico, la Agrupación Musical San Lorenzo empezó a interpretar la marcha 'Gitano de Sevilla'. Paso lento, mecida aún más lenta. Con cuidado y recreándose en cada nota, como un regalo ofrecido a la cofradía vecina, que le presentó el estandarte.

La Virgen de Gracia, por su parte, realizó la salida con la marcha 'Pasa la Soledad', interpretada por la Banda Municipal de Zamarrilla. La bajada por la calle Agua se realizó a toque de tambor, mientras desde un balcón cercano le tiraron pétalos y flores. Una vez en la esquina con la calle Victoria empezó a sonas Virgen de Gracia, una de las grandes marchas procesionales, y comenzó de verdad la salida procesional de esta advocación tan cercana gracias a su capilla callejera..

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine