ÚLTIMA HORA
Respiro meteorológico para la jornada de ayer

Un Miércoles Santo sin dudas

El cielo por fin dio una tregua a las cofradías, que no tuvieron que mirar al cielo y consiguieron completar sus estaciones de penitencia en la jornada más larga de la Semana Santa

 02:46  
Nazarenos de Fusionadas en la iglesia de San Juan justo antes de iniciar su estación de penitencia.
Nazarenos de Fusionadas en la iglesia de San Juan justo antes de iniciar su estación de penitencia. C. Criado
 MULTIMEDIA
Fotos del Miércoles Santo: Fusionadas | Salesianos | Paloma | Expiración | El Rico | Sangre

Málaga disfrutó de un ecuador de la Semana Santa pleno con miles de personas en la calle que presenciaron las comitivas procesionales de seis cofradías de gran arraigo en la ciudad. La tarde empezó en Capuchinos con Salesianos y terminó en El Perchel con la Expiración. El Nazareno titulado El Rico liberó a un preso condenado por robo con violencia y la Paloma y la Sangre desplegaron su carisma barroco. Dos años esperando un día como ayer. Un día sin tener que mirar al cielo y sin incertidumbre ante la posibilidad de chubascos. Hacía tiempo que Málaga no disfrutaba de una jornada de Semana Santa como la de ayer. Al menos, tranquila. La tarde comenzó temprano, con la salida de Salesianos desde Capuchinos y de Fusionadas desde San Juan.

MIGUEL FERRARY / JOSÉ ANTONIO SAU ¿Alguien recuerda un día de la Semana Santa sin temor a la lluvia? Hacía dos años que no se vivía esa experiencia en Málaga. No iba a caer ni una gota, y así da gusto. Qué diferencia con el año pasado, cuando el Miércoles Santo se quedó completamente huérfano y sólo Salesianos pudo salir para ir a la Catedral y El Rico para liberar al preso. Entonces, el cielo dio una tregua para poder cumplir las reglas. Ayer, las cofradías tenían licencia para salir y recrearse.

SALESIANOS | He ahí tu Madre, en Capuchinos

El reto era mantener el sello que hace que Salesianos sea una hermandad reconocida y reconocible en la calle. La marca de rigor y severidad. Continuar el sendero ya recorrido y mejorar todo lo mejorable. La cofradía, con un gobierno distinto, se ponía en la calle a la hora prevista. Entonces en Capuchinos lucía el sol, pero el viento era muy molesto, con rachas fuertes.

El frente de la procesión ya daba sus primeros pasos por Eduardo Domínguez Ávila tras salir del Santuario, y el trono salía del tinglao de la calle Santa Leocadia. La banda del Cautivo tocaba el Himno Nacional a la cruz guía, que avanzaba a los sones de palilleras.

Y en realidad, podrían cambiar los cargos, pero no el carisma de la corporación ni su puesta en escena procesional. Y eso es bueno, porque demuestra que está asentada. Muchos nazarenos y muchos monaguillos precedían al trono, exornado con un monte de claveles rojos. Y, como es debido, en la salida aguardaban corporativamente la archicofradía de María Auxiliadora y las cofradías del Dulce Nombre y el Prendimiento, en la plaza de Capuchinos.

La banda pudo tocar poco en los primeros metros. Mucho tirón a tambor para andar por la Carrera, que estaba limitada por un interminable precinto de la Policía Local para prohibir el aparcamiento y que provocaba que los espectadores tuvieran que hacer una especie de baile del limbo para subir a la acera.

Sonó Amor de Madre, a la mediación, cuando el sol iluminaba con brillantez la escena en la que Cristo se dirige al discípulo amado; e Innece, para girar a Dos Aceras, de manera magistral. La del Cautivo es una banda numerosa que da muestras de gran calidad interpretativa cada día de la Semana Santa y cuyos ecos llegan hasta la lejana Almería. Sin embargo, la cruceta en Salesianos se queda corta. Si la hermandad apuesta por un género, debería hacerlo con todas sus consecuencias y permitir tocar a la banda, sobre todo cuando el público que a esas horas ya está en la calle es fundamentalmente el cofrade.

Un golpe seco del mayordomo con su bastón y la cera se eleva al cuadril para continuar la marcha, de camino a la Catedral.


FUSIONADAS | Inquietud pasajera

A las 17.15 horas se abrió la puerta de San Juan y entró la luz. El mar de capirotes celestes, rojos y negros se ordenaba rápidamente por secciones, mientras que los morados de Azotes permanecían formados tras la cruz guía. Mucha gente esperaba fuera, con los paracaidistas formados a un lateral, junto a la Asociación Musical La Salud, de Alcalá la Real y que acompañó al trono de Azotes con potentes interpretaciones.

Fusionadas es un compendio de la Semana Santa de Málaga en pequeño. Una cofradía de contrastes. Colorista, vital, diferente en la unidad, bulliciosa, seria. Combina el manierismo de Azotes con la sobriedad de Ánimas. El movimiento de Exaltación con la serenidad del Mayor Dolor. Todo y uno. Una combinación exacta y perfecta, que no es reproducible fuera de su contexto.

San Juan se convierte, en la tarde del Miércoles Santo, en una cita obligada. Este año, además, con un interés renovado. Había que ver el nuevo trono de Azotes, trabajado y complejo, que necesita una mirada reposada para apreciarlo. Pero también con la novedad de que el Señor procesionó solo, sin su grupo escultórico ante la intención de la hermandad de cambiar los sayones que hiciera Suso de Marcos. Quizá en dos o tres años veamos ese estreno, con la esperanza de que no se pierdan las actuales imágenes.

La salida de Exaltación se hizo al ritmo de palillera, con la Banda de Cornetas y Tambores del Carmen. Sin mecer, con el paso firme de los portadores, fue saliendo a la calle, con el sol acariciando poco a poco el trono. Una saeta desde un balcón recibió al Cristo en la calle, tras terminar la marcha Exaltación, con la que salió el trono. Luego le siguió Cristo del Amor por Calderón de la Barca.

Mientras, en el interior sonaba Jesús de las Penas por la Banda de Música de la Esperanza para acompañar las primeras maniobras del Cristo de Ánimas, que contó con un grupo de paracaidistas en las cabezas de varal. Fuera le esperaba la banda de la Brigada Paracaidista, que interpretó su tradicional Bolero Paracaidista para recibir al Cristo.

La salida del Mayor Dolor se hizo en una complicada maniobra preparada por los compases de Amarguras y ejecutada por milímetros, con algún que otro susto incluido. Los primeros pasos por la calle se hizo con la marcha Altare Dei.

Luego llegó la entrada en la calle Nueva, un afortunado cambio en el itinerario que ha hecho ganar enteros a la cofradía, pese al pequeño parón sufrido por el retraso de Salesianos. Los tronos hicieron una entrada espectacular desde Especería. El gran trabajo de los capataces se notó en órdenes precisas, claras y adecuadas. Destacable la entrada de la Virgen del Mayor Dolor, con Estrella Sublime –gran marcha– como fondo y una curva suave, perfecta. Una delicia.

  HEMEROTECA

Agenda cofrade

La Semana Santa, en imágenes


Vive la Semana Grande de Málaga en imágenes. Visita las galerías de imágenes de La Opinión: cofradía por cofradía 

Susto en el Lunes Santo

 Detenido el hombre sacó una pistola frente a Gitanos

El individuo, de 24 años, amenazó con el arma a uno de los protagonistas de la pelea, sin más consecuencias.
Galería: Más de 20 imágenes del suceso

laopiniondemalaga.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondemalaga.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otras publicaciones del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya