Miradas nazarenas

Estado: de penitencia

 05:30  

PEDRO A. JEREZ PALOMO Como si del perfil de una red social se tratase, los cofrades malagueños mutaremos nuestro estado actual durante los próximos siete días, con la presumible y única finalidad de redimir nuestras culpas para así plagar nuestro time line de buenas y gratificantes intenciones. De Penitencia, sí, pero sin agobiar y es que al parecer, el estado de contenida relajación se ha instalado en la casa hermandad de los que nos hacemos llamar cofrades. Los horarios e itinerarios nos traen a maltraer ¡Qué no son horas, oiga, que mañana es laborable! ¿Para quién? Deben pensar algunos. Mientras tanto y a la espera de los hechos, desde San Julián se sigue debatiendo la necesidad, o no, de hacer frente a este modismo latente en una sociedad que adapta su ser cofrade al ritmo lento y cadencioso que marcan los nuevos tiempos.

¿No sabemos ni queremos los cofrades vendernos mejor? Lo temporal es recurrente y es que algunos, quizás muchos, deban pensar que antes de lucir túnica de terciopelo, cíngulo de esparto o bilocular antifaz, los cofrades deberíamos proyectarnos hacia el exterior con mayor conocimiento de causa, siendo un claro reflejo (durante los 365 días del año) del erótico mensaje que subyace a la luz de los Evangelios. Para qué engañarnos, este año la hemos liado parda.

Un semana para cambiar el mundo, una semana para demostrarnos a nosotros mismos que en nuestra cruz está nuestra penitencia. La génesis de nuestro ser como cofrades, entendiendo el ser cofrade como una bendita vocación, nos ha de llevar durante los próximos días a ser mejores personas, ceñirnos el cíngulo de la verborrea autocomplaciente y dejar de proyectarnos hacia el exterior como seres que buscan en cada rincón y en cada esquina, una cámara que pueda captar nuestra faz más hipócrita. Siete días para cambiar el curso de unos hechos que nos han llevado a elevar la nómina de exabruptos cofradieros a cuotas nada desdeñables.

Benedicto XVI, que de tonto no tiene un pelo, nos invitaba a vivir la Cuaresma bajo el cobijo espiritual del siguiente mensaje: «Fijémonos los unos en los otros para estímulo de la caridad y las buenas obras». Y es que en todas las casas cuecen habas, pero no por eso, debemos dejar de reparar en que son muchos los cofrades que enarbolan la bandera del sentir cofradiero de manera indisoluble a su ser como cristianos.
Durante 168 horas, 10.080 minutos y 604.800 segundos, vamos, una semana, los cofrades seremos llamados a filas para meter el hombro y ser agentes evangelizadores del mensaje que emana de la pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo. No importa nuestro lugar de procedencia, los caprichos meteorológicos, ni tan siquiera el lugar que ocupemos dentro o fuera de la procesión. El mensaje siempre será el mismo: ¡Toma tu cruz y sígueme! ¿Estamos dispuestos? ¡Que así sea!

  HEMEROTECA


FOTOS DE SEMANA SANTA... en Mi Propio Sentir

El pregón

'Las cofradías deben estar por encima de polémicas e intereses particulares"

La pregonera de la Semana Santa, María del Carmen Ledesma, defiende recuperar los orígenes de las hermandades.

Chats cofrades

"La acogida de iCofrade está siendo magnífica"

Alejandro Soler, responsable de la aplicación ha hablado con los lectores
 


"Contaremos al minuto todo lo que suceda en la Semana Santa"

Chat con José Pérez Segovia y Diego el Pozo Benavides, creadores de Mi Propio Sentir

Más noticias...

La Expiración cambia su recorrido de vuelta

Quieren evitar el ambiente inhóspito de la Alameda por la limpieza
 

La Catedral reorganiza los pasos procesionales

La exposición de la Sábana Santa obliga a acortar el itinerario
 

Pies que sufren

Nada de agua caliente y sal; fría e incluso con hielo para combatir el dolor y hay que punzar las ampollas
 

Hasta 1.700 euros por alquilar un balcón

Una empresa pone en contacto a propietarios y arrendadores
 

Gubias para dar forma a la devoción malagueña

Donan a la Esperanza herramientas y dibujos que utilizó Andrés Cabello
 

Cuando tres favores parecen pocos

La calle Granada registró largas colas para venerar al Cristo de Medinaceli
 

concurso microrrelatos de semana santa

Mi gran cita en la Catedral

"Desde el banco oigo, a lo lejos, el retumbar de los tambores y el toque de cornetas que lo acompañan y acercan..." (leer +)

PARTICIPA / LEER MÁS MICRORRELATOS

Reportaje

Oraciones bordadas bajo el oro

Encuentran 15 papelitos con mensajes a la Virgen durante la restauración del manto de la Virgen de Gracia y Esperanza

laopiniondemalaga.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondemalaga.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otras publicaciones del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya