Cofradías

El ex hermano mayor de las Penas presenta una demanda contra el actual comisario de la hermandad

Francisco Calderón y Jesús Mesa le acusan de injurias por el comunicado en el que informó de las alteraciones del censo de hermanos detectadas

14.07.2015 | 18:50
Manuel Gordillo, actual comisario de la hermandad de las Penas.

El ex hermano mayor de las Penas, Francisco Calderón; y el ex primer teniente de hermano mayor, Jesús Mesa, han presentado una demanda de conciliación por injurias contra el actual comisario que está al frente de la hermandad, Manuel Gordillo, que fue puesto por el Obispado de Málaga en enero pasado para investigar las denuncias por presuntas irregularidades presentadas a finales del año pasado.

Calderón y Mesa interponen dicha demanda al considerar que se les injurió al incluir sus iniciales en un comunicado publicado por Gordillo en el que anunciaba que había detectado manipulaciones en el censo de hermanos. Además, incluyen en la demanda al delegado diocesano de Hermandades y Cofradías, Antonio Coronado; y al vicario de la diócesis, José Manuel Ferrary, por considerar que son los superiores de Gordillo.

Este requerimiento, antes de entrar en la vía judicial, tendrá que cumplir con un acto de conciliación entre las dos partes, que será posiblemente en otoño, ya que en agosto la actividad judicial está prácticamente paralizada.

El comisario episcopal de las Penas, Manuel Gordillo, asegura que aún no ha recibido ningún tipo de notificación "por lo que antes de pronunciarme me gustaría ver la literalidad de la demanda, para saber exactamente qué dice o deja de decir".

En cualquier caso, Gordillo asegura que tiene "asumidas" todas estas dificultades que se está encontrando a la hora de poner en orden la situación interna de la hermandad, intervenida por el Obispado desde el pasado 7 de enero. "Desde el momento que me encomendaron el trabajo sabía que no iba a ser un tema agradable. Qué le vamos a hacer. Me ha tocado y lo asumo, como cristiano, con resignación y que sea lo que Dios quiera", aseguró a este periódico. "Mi conciencia no está tranquila, sino tranquilísima, porque no he hablado nunca de nadie, ni he nombrado a nadie ni he acusado a nadie ni he privado a nadie de su derecho a la defensa. Al revés", lamentó el comisario.

En todo caso, Gordillo advirtió de que antes de presentar una querella "tiene que haber un acto de conciliación". "A mí llevan machacando en las redes sociales desde que llegué. Y al Obispado desde antes incluso. Si esto no es querellable..." se pregunta el comisario, que ante todo quiso dejar claro que "tengo fe ciega en la justicia".

Este periódico se ha puesto en contacto con Francisco Calderón, ex hermano mayor de las Penas y uno de los demandantes, sin embargo, eludió hacer ningún tipo de declaraciones. Al igual que Jesús Mesa, primer teniente hermano mayor con Calderón y candidato a hermano mayor en las elecciones que fueron suspendidas por el Obispado, antes de la intervención.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine