Saetazos

Estampa de amor

17.02.2016 | 05:00

Sabido es: Dios es Amor. Un Amor con mayúscula porque abarca todas las tipologías de amor imaginables. Desde la entrega heroica de la vida –nadie ama más que quien da la vida por sus amigos, nos dejó dicho el Señor– al sencillo beso maternal; del abrazo fraterno al conyugal, de la vocación religiosa de por vida a la caridad puntual que remedia una necesidad. Incluso a veces el amor palpita en algo tan simple como una estampa. Me lo contaron en vísperas de S. Valentín: chica adolescente y cofrade que limpia una tarde cualquiera la capilla de su Titular. Chico que se detiene a contemplar ese mismo Titular. Cruce de miradas y breve diálogo devocional sobre la Imagen y el Dios hombre que representa. Al despedirse, ella le regala una estampa del Señor. El chaval la conserva y la lleva consigo donde quiera que va. Pasan los meses y el Dios retratado y guardado en la cartera acompaña al ya soldado de quinta. Y durante la milicia el Señor crece en la estampa, y porque ya no cabe en la billetera, se introduce en el corazón del muchacho, y con Él el recuerdo de su donante. Transcurrieron no ya meses, sino años, y él ingresó en la cofradía para entregarse a ese Dios hombre que abrió, para cruzarlo definitivamente, un puente con apariencia de estampa de la cartera al alma. Y un día donante y donatario de la estampa se reencontraron en la hermandad y él se la mostró a ella, y se casaron para que hoy –familia que reza unida permanece unida– cada Miércoles Santo procesionen juntos padre, madre y dos hijos que son ya más altos que ellos. ¡Qué asombrosos los caminos del Señor! ¡Qué singular y cuán hermoso convertirse de veras a Cristo y enamorarse a la vez!... Aunque, bien mirado, quizá no sea tan raro. En ambos casos de enamorarse se trata. No en vano, Dios es Amor, y «el Amor encuentra su alegría en la verdad», según nos escribió S. Pablo. ¡Y quién puede abstenerse del amor auténtico! Ojalá todos diéramos y recibiéramos de esa forma muchas estampas. Por si acaso, procuraré regalar muchas con la efigie del Señor. Así, se me ocurre, quizá el mundo mejore.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine