Traslados

Un inicio inminente

Siete traslados marcaron la jornada de hoy, dos por la mañana y cinco por la tarde. La lluvia se pudo sortear pese a los nervios y las dudas iniciales, esperando que esa inestabilidad no sea un augurio para la Semana Santa.

20.03.2016 | 12:19

Dulce Nombre, Amor, Zamarrilla, Sentencia, Misericordia y Mena completaron sin incidentes o el traslado de sus titulares a sus tronos procesionales

­Las vísperas se acaban y el comienzo de la Semana Santa es inminente. Pero hay una preocupación que flota en el aire y es la amenaza de lluvia. Las previsiones de la Agencia de Meteorología advierte de la inestabilidad de hoy y de la posibilidad de lluvia para el Lunes Santo. Habrá que esperar. Ayer se pudo sortear la lluvia con solvencia, realizándose la mayoría de los siete traslados previstos sin inconvenientes y llevando a los titulares a sus tronos procesionales.

Dulce Nombre

Anuncio jubiloso
Las campanas de la Divina Pastora repiquetearon con alegría cuando el Señor de la Soledad y la Virgen del Dulce Nombre asomaron por el dintel de la iglesia. El sol brillaba en ese momento, aunque apenas quince minutos antes había estado chispeando. El traslado del Dulce Nombre, que suele ser discreto y con un breve recorrido por el jardín frente a la iglesia, fue incluso más breve. Directo al tinglao para evitar sorpresas. Mucho público asistió respetuoso a este sencillo acto, con los dos tronos de traslado meciéndose al compás y luego maniobrando para entrar en el tinglao, donde esperaban los tronos, después de la lectura del pasaje del Evangelio que relata el momento representado por esta cofradía.

Amor

Capilla musical y silencio
El traslado de la Virgen de la Caridad estuvo marcado por el estilo de esta cofradía del Viernes Santo. Una capilla musical de la propia cofradía imponía un tono sosegado y elegante al sencillo cortejo que precedía a las andas de la Virgen. El murmullo con el rezo de los Siete Dolores de la Virgen acompasaba el paso de los hermanos de la cofradía del Amor, que en algo menos de una hora había llegado a su casa hermandad en un recorrido directo.

Zamarrilla

Aires de cambio
El hermano mayor de Zamarrilla, Rafael Gallego, se enfrenta a su primer traslado y procesión. La primera prueba la superó con nota, con una mayor uniformidad en el cortejo, ya que se pidió a los integrantes del cortejo que acudieran vestidos de negro y con las camareras, también de negro, precediendo a la Virgen con una vela.

El traslado se inició puntual, una vez despejado el cielo y con él todas las dudas sobre posibles lluvias. El recorrido se estrenaba con la incorporación de nuevas calles, como la calle Jara, donde se vivió una petalada.

Otra novedad fue la presencia de la Banda de Cornetas y Tambores de Santa María de la Victoria abriendo el cortejo, que junto a la Banda de Zamarrilla aportaron el acompañamiento musical a este traslado.

Varios hermanos mayores fueron encargados de llevar al Crucificado de los Milagros nada más salir de la capilla. Estuvieron los responsables de la Piedad, Estudiantes, Nueva Esperanza y el presidente de la Agrupación de Cofradías, entre otros.

Sentencia

Música y escenario
El traslado de la Sentencia también estuvo cargado de novedades. La más evidente fue el recorrido, ya que salió desde la iglesia de San Juan, donde están acogidos los titulares de esta hermandad por las obras de rehabilitación de la iglesia de Santiago. Esto les permitió estrenas calles como Calderón de la Barca, Fajardo, Compañía, Pozos Dulces o Arco de la Cabeza.

Otra de las novedades vino del apartado musical, con una impresionante agrupación musical, la de la cofradía de la Pollinica, de Marbella, que destacó por sus marchas y arrancó más de un aplauso, como con Divino Redentor en la esquina de Calderón de la Barca con Fernán González o Virgen de la Paz en Fajardo. En la calle Cárcer tocaron los piteros de Emilio Ortigosa, de la Hermandad rociera de Málaga.

Misericordia

El Perchel se vuelca
En el corazón del Perchel, Nuestro Padre Jesús de la Misericordia y la Virgen del Gran Poder salieron del Carmen pasadas las ocho y media de la tarde para ser llevados hasta la casa hermandad, recorriendo las calles de la feligresía entre muchísimo público para ver a una de las imágenes más populares de la ciudad. Por la mañana, según explicó el hermano mayor, José María Flores, había miedo de que la lluvia desluciera el traslado, pero estaban confiados en que a partir de las cuatro no cayera agua.

Este año el traslado estaba formado por un cortejo de 200 hermanos con velas. Al Chiquito lo acompañó la Banda de Cornetas y Tambores de Bomberos, que interpretó en varias ocasiones la marcha en honor del Cristo. A la Señora del Gran Poder la acompañó la Banda de Música de la Expiración, que interpretó la marcha dedicada a la dolorosa y que lleva su nombre. Este año, el consejero de la cofradía José María Flores Alés dio una campanada de honor tras fallecer su padre.

Mena

Sencillez y marcialidad
Con mucha sencillez y elegancia, la Congregación de Mena realizó el traslado de la Virgen de la Soledad desde la iglesia de Santo Domingo al salón de tronos. Un recorrido corto acompañado de la Escolanía Pueri Cantores Sanctissimum Corpus Christi y de una capilla musical. Tras el traslado, se realizó la imposición de la corona de espinas al Cristo de la Buena Muerte y la primera guardia de honor La Legión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine