75 aniversario

El Monte Calvario bendice la Victoria

Petaladas, una cuidada cruceta musical y una acertada apuesta estética marcan la procesión

09.10.2016 | 05:00

"Santa María de la Victoria, tú eres el orgullo de tu barrio". Así rezaba un gran cartel colocado en un edificio junto a la Basílica de la Victoria. Era la declaración de intenciones de los hermanos de la cofradía del Monte Calvario, que organizaron una salida extraordinaria sólo por el barrio de la Victoria, por el 75 aniversario de su titular mariana, en la que se notó el trabajo cofrade de una hermandad joven y vital, con ideas e iniciativas.

Las campanas de la Basílica de la Victoria repiquetearon rayando las 19.00 horas, momento en que un numeroso público se repartía en la plaza de la basílica esperando la salida del cortejo que acompañaba a la imagen del Monte Calvario. Sobre las 19.05 horas se abrieron las puertas de la basílica y salió la Cruz Parroquial abriendo el sencillo cortejo, formado por hermanos de la cofradía con cirios y una representación de las cofradías vinculadas a la hermandad del Viernes Santo. Los 'Aleluyas' revolotearon sobre el público allí congregado, anunciando la inminente salida del trono con la Virgen.

El trono salió con los sones de la marcha 'Virgen de la Victoria' interpretada por la Banda de Música de la Paz, que acompañó con su melodía todo el recorrido en una simbiosis ya clásica de la Semana Santa malagueña. No era momento de escuchar marchas habituales de este trono el Viernes Santo, como 'Ione' o 'Margot', sino otras de corte mucho más alegre acorde con el sentido extraordinario de esta salida. Así, los primeros compases de la Virgen en la calle estuvieron acompañados por las marchas 'Flor del Calvario', estreno con motivo del 75 aniversario o 'Virgen de las Aguas', para entrar ya en la plaza Alfonso XII.

El barrio respondió como se esperaba. Había muchos balcones adornados, tal y como pedía la hermandad. Gallardetes, reposteros, mantones de Manila, decoración con papel... el recorrido contaba con numerosos rincones en los que se apreciaba el cariño puesto por la hermandad y los vecinos para recibir a la Virgen del Monte Calvario. Mención especial tuvo el paso por la calle Hurtado de Mendoza, donde a los balcones decorados y a la música de una soprano hay que sumar la gran petalada de buganvillas sobre la Virgen en la esquina con la calle Ferrándiz mientras la Banda de La Paz interpretaba 'María Santísima del Subterráneo'.

Estética. Mención aparte merece la estética que presentó la Virgen del Monte Calvario para esta salida extraordinaria. Los cambios ideados por los hermanos de la cofradía y Guillermo Briales, vestidor de la imagen, fueron un acierto completo. El manto de la Virgen de la Paloma, prestado para la ocasión, se le ciñó con elegancia sobre el trono, ofreciendo un conjunto armonioso con la saya blanca y el palio burdeos, por fin completamente bordado.

El trono presentó también algunas novedades destacables: el exorno floral en tonos rosas y verdes ofrecía un planteamiento muy interesante para una imagen habitualmente mucho más austera. Por otro lado, el estreno de las flores de talco (decoración floral de orfebrería en el cajillo del trono) recupera estéticas pasadas y ya olvidadas en Málaga, enriqueciendo aún más un trono muy cuidado en su presentación artística. Las flores de cera completaban la apuesta estética de esta cofradía, abriendo siempre nuevos caminos en Málaga con acierto.

Otro elemento destacable de la procesión de ayer fue la presentación de la Virgen sola en el trono, sin su habitual compañía de San Juan Evangelista del Viernes Santo, sirvió para resaltar aún más la imagen de la Virgen, protagonista absoluta de la jornada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine