Entrevista a Aramís Fuster

´Cuando yo hablo de la nuera del Rey me pongo hasta amarilla´

"Nací hace la friolera de 690 años; ya estoy muy mayor", asegura la experta en ocultismo

30.01.2014 | 05:00
Aramís Fuster, en sugerente pose.
Aramís Fuster, en sugerente pose.

¿Por qué hace tiempo que no sale por televisión?
La mayoría de los meses del año vivo en Miami, pero cuando vuelvo veo que la televisión en España ahora mismo está terrible. Me gustaría hacer un programa sobre ocultismo, pero de una manera seria. Ya no hago televisión porque se ha convertido en una picadora de carne y, la verdad, no estoy dispuesta a prostituirme para estar en un programa de este tipo; lo que a mí me gusta es hacer feliz a la gente, no que me destrocen.

Ha cambiado a peor, entonces, ¿verdad?
La televisión a nivel nacional, y en concreto un canal, se ha convertido en un auténtico fusilamiento. Lo que se está haciendo ahora es un crimen y no sé cómo los directivos lo permiten; hay un programa que se ha convertido en drogadictos, putas y maleantes. Yo misma he rechazado ir a algunos Sálvame, porque quiero vivir tranquila y para mí eso no es periodismo sino canibalismo puro y duro.

¿Qué época recuerda mejor Aramís Fuster?
Cualquier tiempo pasado fue mejor. Ahora es insoportable; la miro y me da vergüenza ajena. De todos modos, si esos programas tienen audiencia es porque la gente los ve; mientras sigan demandando eso, ahí estarán.

¿Pero usted volvería a un reality como Hotel Glam?
No. La experiencia ha sido de las peores que me han pasado en la vida, pues mezclarme con aquel tipo de personajes fue terrible para mí; pero de todo se aprende. Aparte, ya estoy muy mayor: nací hace 690 años.

¿Del mundo de la televisión ha sacado más amigos o enemigos?
De la televisión me quedo con lo bueno. He aprendido mucho e incluso he tenido mi propio canal. De mis casi 27 años en las ondas he sacado cosas buenas y malas, y todas me han servido para aprender; soy como una esponja y absorbo todo. Eso sí, lo que a mí me motiva es quitar hechizos de magia negra como el mal de ojo o darle calidad de vida a un enfermo. Tengo las fuerzas del bien y del mal en mis manos, pero siempre escogeré el lado del bien. Estoy bastante satisfecha conmigo misma y la dignidad la tengo intacta.

¿Qué opinión le merecen a usted los adivinos contemporáneos, como Sandro Rey?
Es una pena porque los toman como monos de feria y al final el ocultismo queda muy denostado.

¿Cuándo saldrá España de la crisis?
Desgraciadamente, aún nos queda. Aparte, a mí me gusta mucho la política, pero la que se está llevando a cabo en este país no es la adecuada. Yo tengo una solución para la crisis: el único medio que tiene España para salir de la crisis, como somos una colonia alemana, es salirnos del euro y volver a la peseta. En el euro no estamos al nivel y en este momento somos un país vendido, gobernado desde Alemania.

¿Y qué futuro le ve a Mariano Rajoy?
Ninguno. ¿Qué futuro le voy a ver si no tiene? Yo pregunto: ¿se puede hacer peor? Lo que ocurre es que en este momento tampoco hay ninguna persona en España con carisma, salvo Mario Conde, que es la única persona con cultura y visión de negocio. Es la única persona que puede sacar a España de esto.

¿Predice que Don Juan Carlos abdicará?
No le queda más remedio. Será una abdicación casi obligada, aunque él no tiene ganas de hacerlo, porque es Borbón hasta las raíces. Eso sí, la que no me gusta nada es la nuera; no tiene ni idea de nada y se cree que está por encima del bien y del mal, y cuando hablo de ella me pongo hasta amarilla [Risas].

En 2006, usted dijo que Fidel Castro ya estaba muerto. ¿Es algo que sigue manteniendo usted?
Está muerto, enterrado y han estado a punto de echarlo hasta del infierno. No, ahora en serio, él murió hace ya bastantes años; me ratifico en ello. Lo que sale de Fidel ahora son grabaciones antiguas y también hay algún doble que lo hace divinamente. Y al que le queda poco también es a su hermano Raúl.

Enlaces recomendados: Premios Cine