Periodista

"Llevaba cromos a la F1 porque no sabía qué caras tenían los pilotos"

Olga VIza repasa su trayectoria después de 30 años de una carrera marcada por la información deportiva

13.07.2015 | 05:00
La popular periodista Olga Viza.

Olga Viza se confiesa una enamorada de Internet y siempre se pregunta por qué no habrá nacido 15 años más tarde. Ahora va «con la memoria en el bolsillo», pero recuerda con nostalgia cuando cubría un mundial de Fórmula 1 y «llevaba cromos porque no sabía qué cara tenían Patrick Tambay o Alan Jones».

Hace 30 años no era habitual que una mujer se dedicara al periodismo deportivo. ¿Qué le llevó a dedicarse a ello?
Yo no quería ser periodista. A mí lo que me gustaba era escribir, coger las cámaras, pero nunca me lo planteé como una profesión. Y un día, mi compañero de pupitre, Lluis Remolí, que trabajaba en TVE, me dijo que había una plaza y que por qué no iba. No me presenté y al día siguiente me dijo que un director me estaba esperando. Fui ese día, y no solo me quedé, sino que aquel director es uno de mis grandes amigos.

Quince años en TVE y once en Antena 3. Televisión pública y privada. ¿Hay diferencia a la hora de desempeñar su trabajo? ¿Se reciben más presiones en una que en otra?
En TVE nunca hice política, solo en Antena 3, que fue cuando di el salto de la información deportiva a la general. Yo no he vivido la redacción de informativos de la pública y deportes es distinto. Hacer deportes en TVE era fantástico, lo teníamos todo, todos los derechos, todo el público, todas las ganas y todas innovación.

¿Alguna vez en el trabajo se ha sentido discriminada por ser mujer o ha tenido que trabajar más que un hombre para estar dónde está?
En TVE hice deportes y no tenía la sensación de estar subida a ningún rompehielos. En aquella redacción ya estaban Teresa Aranda, Rosa Mª Garriga, y en Madrid Mari Carmen Izquierdo y M™ Antonia Martínez. No me fijaba en eso, estaba más preocupada en aprender que en sentir que era una de las primeras mujeres. Aunque a veces algunos ojos asombrados te lo recordaban.

Un vínculo demasiado fuerte entre periodista y deportista ¿puede llegar a ser contraproducente?
O de periodista con político, de cantante con crítico o de actor con crítico de cine. Siempre hay que tener distancia, es verdad que si tu eres amigo, por ejemplo, de Novak Djokovic y conoces bien cómo piensa, cómo ha entrenado, no es tan comprometido el momento en que tienes que juzgarle, ya que tienes más datos. Pero es muy importante siempre tener un muro de distancia que no tenga una implicación personal, que no seas incapaz de quitártela de encima cuando escribes o hablas.

¿Cree que los periodistas deportivos son más estrellas ahora que antes? ¿O el medio audiovisual en el que trabajan influye más?
Eso lo lleva implícito la televisión. No creo que de repente nos hayamos inventado una profesión, sino que la televisión tiene esa capacidad. También es verdad que hay periodistas de enorme personalidad, que son líderes de opinión, aunque esto ocurre también en el periodismo político. Hay periodistas estrella muy justificadamente porque son «tipos o tipas» que tienen una capacidad de penetración en la gente muy importante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine