Consejo de Ministros

Las pilas y las baterías ya no contendrán ni mercurio ni cadmio

El Gobierno incorpora al derecho español la directiva europea que restringe el uso de sustancias peligrosas

24.07.2015 | 14:43

El Gobierno ha decidido restringir la utilización de pilas o baterías que contengan sustancias peligrosas y contaminantes como el cadmio o el mercurio.

De esta manera, el Ejecutivo pretende eliminar riesgos para la salud, dado que ya existen sustitutos en el mercado, ha informado el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente tras la reunión del Consejo de Ministros que ha aprobado la nueva regulación.

El Gobierno ha incorporado así al derecho español la directiva europea que restringe la utilización de sustancias peligrosas y contaminantes en las pilas y baterías.

A partir del próximo 1 de octubre se prohíbe el mercurio (más de 0,0005% de mercurio en peso) en todas las pilas de botón, que se utilizan normalmente en relojes, mandos a distancia o en juguetes.

Asimismo, se prohíbe a partir del 31 de diciembre de 2016 el cadmio (más de 0,002% de cadmio en peso) en las pilas y acumuladores portátiles destinados a herramientas eléctricas inalámbricas, como las taladradoras o sierras eléctricas portátiles.

Las mercancías fabricadas hasta esas fechas y ya puestas en el mercado se podrán seguir comercializando hasta el fin de las existencias, según ha señalado el Ministerio.

Según el Gobierno, los cambios que se han introducido refuerzan las obligaciones de aportar una información clara en las instrucciones de las pilas y en su extracción tanto a los consumidores como a los agentes que los manipulan.

La modificación introduce otros cambios, como un mayor control de la venta por internet de pilas, acumuladores y baterías.

La Comisión Europea, ha recordado el Gobierno, ha llegado a la conclusión de que ya existen sustitutos en el mercado que pueden hacer las mismas funciones, como son las tecnologías de pilas de níquel-hidruro metálico, los iones de litio o las pilas-botón sin mercurio.

El decreto mantiene que es obligatorio que todos los residuos de pilas y acumuladores sean depositados separadamente de otros residuos en puntos específicos de recogida, como puntos limpios municipales, marquesinas de autobuses, contenedores en centros comerciales o en los establecimientos de ventas de estos productos, en el momento de comprar otras pilas y acumuladores nuevos.

Mantiene también el régimen de organización y financiación de la recogida y gestión de estos residuos por parte de los productores, importadores y fabricantes, a través de los denominados sistemas de responsabilidad ampliada del productor.

El nuevo Real Decreto amplía el conjunto de objetivos de recogida de estos residuos para su tratamiento y reciclaje final.

El Gobierno pretende "mantener el estímulo e impulso suficientes que garanticen, durante los próximos cinco años, un adecuado incremento del ritmo de recogida de las pilas, acumuladores y baterías, sin que en ningún caso se puedan producir retrocesos en los niveles de recogida ya alcanzados en España".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine