Periodista y escritora

"A veces las parejas son más muletas que otra cosa"

Lectora desordenada y voraz, Lara Siscar sueña con acercarse a "los buenos", que resume en Juan Rulfo, Thomas Bernhardt y Alice Munro

09.11.2015 | 08:02
"A veces las parejas son más muletas que otra cosa"

La presentadora de informativos de TVE, víctima hace meses de un delito de acoso digital, lanza «La vigilante del Louvre»

Para adentrarse en La vigilante del Louvre (Plaza y Janés), la primera novela de Lara Siscar, conviene echar un vistazo a El origen del mundo, el polémico cuadro de Courbet que representa con todo realismo el sexo de una modelo. Siscar urde a partir de este lienzo que permaneció oculto durante décadas una historia parisina de mujeres alrededor de la insatisfacción conyugal, la belleza y también el acoso. Este lo conoce bien, porque en abril pasado fueron detenidos dos hombres que llevaban meses asediándola a través de las redes sociales. Hay mucho más de ella misma en la novela de lo que hubiera deseado, dice la presentadora –actualmente en las mañanas del canal 24 horas de TVE–, que confía en ser algo más que una locutora que publica.

¿Por qué la vigilante del Louvre y no del Prado o del IVAM? ¿Cosmopolitismo?
Es París porque hay un amuleto negro sobre blanco en el libro que es la Victoria alada de Samotracia, una imagen muy poderosa que me despierta muchas sensaciones y que está allí.

¿Y está también en París El origen del mundo?
Claro, que es el detonante de la historia por la fortaleza de la imagen. Hoy en día aún es complejo reproducirla en los medios. Puede llegar a violentar incluso a las mujeres, cuando no es más que una representación explícita de su sexo. A partir de ahí me empecé a preguntar y surgió la novela.

Una novela de mujeres. ¿Eso es porque es el mundo que mejor conoce o porque son las que más leen?
Es así porque la reacción de un hombre ante El origen del mundo me parecía más lejana a mí y más obvia para el lector; la de una mujer podía ser más compleja, sutil y elegante. Y también porque quería unos personajes creíbles y el pensamiento femenino me es más cercano, claro. Pero la intención no era hacer una novela para mujeres ni con conciencia feminista.

Pero sí que hay reivindicación femenina€
Sí la hay, la acabas volcando sin querer porque es la realidad social. La reivindicación de la mujer en el arte sigue activa, para que no sean solo las que aparecen en los cuadros.

Hay también reflexión sobre la belleza y la ausencia de ella€
Pero no es tanto la guapura como ese halo que envuelve a algunos seres y representaciones artísticas, que nos atraen y no sabemos muy bien por qué. Llámalo carisma o fineza estilísitica.

¿Y cómo lleva usted su relación con su físico, que en televisión cuenta?
Ya lo creo€ La llevo bien. He sido afortunada en la lotería genética y me facilita salir bien cuando te maquillan. Reconozco que para mi profesión es un gran punto a favor, pero le doy el mérito justo. Lo aprovecho como un regalo.

¿Que el acoso aparezca en la novela tiene que ver con su experiencia personal?
Sí tiene que ver, pero casi sin poderlo evitar, porque al ser una primera novela he tendido a retratarme más de lo que desearía. Si puedo hacer una segunda, me gustaría que me resultase más fácil la ficción de verdad. Estaba preocupada con que no quedase algo demasiado teatral y exagerado, un quiero y no puedo, así que casi todo lo que cuento expresa cosas naturales a mí.

La vida de pareja no sale bien parada€
La vida de pareja conformada y conformista es muy habitual. Es una pena tanta gente que acaba viviendo a disgusto con alguien sin razón. Solo necesitas la pizca de autoconfianza para buscar una vida más auténtica contigo mismo. Es un mal muy extendido el de las parejas que son más muleta que nutritivas.

La prostitución está presente y ahora es asunto de debate. ¿Qué opina?
Que se les debería preguntar más a ellas, porque se alzan muchos portavoces en su nombre. Y que al 80 % que están esclavizadas hay que sacarlas de ahí como sea y al otro 20 %, que supuestamente son voluntarias, preguntémonos por qué toman ese camino, porque nunca es por gusto.

¿Por qué escribe?
Es como un reto. He leído siempre, de manera indiscriminada, sin orden ni concierto, y creo que he desarrollado cierto criterio de lectora que me permite distinguir. De ahí a dar el paso a intentar escribir algo digno es algo casi natural en una periodista.

Ya, pero ¿por qué tantos presentadores de televisión ahora son novelistas? ¿Es cuestión de marketing editorial?
Desde luego que lo hay. Yo distingo entre los que son periodistas y los que no. Entre los primeros, la necesidad y la curiosidad por escribir un relato más largo que la noticia es inherente a todo periodista. Por otro lado, es obvio que al salir en la tele es más fácil llegar a la gente, que sienta curiosidad por tu libro.
Es una facilidad que muchos aprovechamos. ¿Por qué dejarla perder? Otra cosa después es el resultado.El lector es al final el que permite seguir escribiendo o no.

Ha estado en Canal 9 y TVE. ¿Le suena la manipulación política?
Una diferencia es el consejo de informativos en TVE, que pone al menos sobre la mesa lo que considera de la cadena. La conclusión que saco es que los medios de comunicación públicos necesitan ser autónomos en la financiación. Mientras dependan del dinero del Gobierno de turno, la libertad y la información dependerán de quién esté mandando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine