Salud

¿Es curativo el aceite de oliva?

Investigadores y médicos del Hospital Costa del Sol estudian los beneficios del oleocanthal, el fenol "milagroso" de los vírgenes extra

02.02.2016 | 18:38
El aceite de oliva, un producto con muchas propiedades.

Científicos, nutricionistas, médicos, dietistas y cocineros se han asociado en un particular "club" para facilitar la investigación sobre el "oleocanthal", el fenol "milagroso" que contienen los aceites de oliva vírgenes extra (AOVE), con enorme potencial nutracéutico y funcional.

La Oleocanthal International Society (OIS), Health-Olive-Food, se constituyó en agosto en la isla griega de Zakynthos y, en ella, se integra la "Sociedad Andaluza del Oleocanthal-Asociación Española".

El doctor Jose Antonio Amérigo, presidente de esta última, destaca que el Oleocanthal es un componente minoritario de los AOVE, que depende mucho de cuándo se cosecha, del terreno o del agua.

Varietales como picual, cornicabra y morisca mantienen niveles bastante estándar, mientras que la hojiblanca o la picudo lo pierden a los pocos días de cosecharlo, según explica Amérigo a Efeagro.

"Se trata de un antiinflamatorio no esteroideo (AINE). Es el primer caso que se da en la naturaleza, el de un medicamento dentro de una sustancia como el aceite de oliva virgen extra", asegura.

Según Amérigo, "nadie ha tomado interés por el 'Oleocanthal' hasta que hemos aparecido un grupo de médicos y científicos que nos hemos dado cuenta de que el AOVE tiene un extra muy importante para la salud, que es un antiinflamatorio igual que el ibuprofeno, el paracetamol, el diclofenaco o cualquier otro que recomendamos los médicos en nuestras consultas casi a diario".

El AOVE rico en Oleocanthal se puede utilizar también para evitar quemaduras en la piel o "después de tomar el sol" por su poder "anti-inflamatorio" y, de hecho, la Asociación estudia tratamientos junto a la comunidad médica del Hospital de la Costa del Sol.

El Oleocanthal tiene "grandes potencialidades terapéuticas" utilizado como un suplemento nutricional -es decir, como alimento nutracéutico- para luchar contra enfermedades inflamatorias degenerativas articulares, añade el director del Laboratorio Neirid, del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, el doctor Oreste Gualillo, uno de los principales referentes mundiales.

Entre las líneas de estudio vigentes sobre el Oleocanthal -molécula presente sobre todo en vírgenes extra de sabor muy intenso y que provocan cierto picor en la garganta, habituales en el sur de España, Italia y en Grecia-, el equipo que dirige Gualillo trabaja para "caracterizar aún más su efecto anti-inflamatorio".

El equipo baraja presentar al programa Horizonte 2020 de la UE, un proyecto con varios hospitales para comprobar si se producen mejorías en la salud de pacientes que sufren de enfermedades reumáticas (artrosis de rodillas o manos), cuando reciben un suplemento alimenticio en una dieta que incluye AOVE y nueces.

En este contexto, algunas empresas exploran nuevas vías de negocio para el extracto de Oleocanthal, como "Carcabuey Health Ventures", en la Subbética cordobesa, que ya comercializa productos de aplicación tópica contra el dolor y fisioterapéuticos en mercados como el Reino Unido, Emiratos Árabes o China.

En su opinión, el Oleocanthal "puede suponer una revolución" y aportar "un plus" al sector oleícola español en cuanto a aportación de valor y para competir con otros países productores de aceite.

En el mundo de la cocina, el chef malagueño Daniel García Peinado es uno de los grandes convencidos de las propiedades gastronómicas y saludables del oleocanthal e, incluso, ha lanzado un menú rico en este fenol en el "Restaurante Alamar", situado en el hotel-boutique de Cinco Estrellas Vincci Selección Aleysa de Benalmádena (Málaga).

"Mi cocina parte de la base de la salud y la gastronomía", dice.

Pero los expertos consultados advierten de que la falta de información entre los productores de virgen extra, que desconocen el potencial nutricional y terapéutico del Oleocanthal, y la escasas ayudas a la investigación pueden frenar esta nueva "revolución".

Los propiedades saludables de los aceites de oliva vírgenes extra (AOVEs) son amplias y, de hecho, el consumo habitual se relaciona con la prevención de eventos cardiovasculares y del reumatismo, con el retraso en la aparición del cáncer y su gravedad, el alzheimer y otras enfermedades crónicas habituales en la tercera edad.

Entre los descubrimientos más recientes, investigadores de la Universidad de Granada (UGR), en colaboración con las universidades de Barcelona y Jaén, acaban de demostrar el carácter anticancerígeno a muy corto periodo de tiempo del ácido maslínico, un compuesto derivado de la aceituna, en células de adenocarcinoma de colon CaCo-2 deficientes del gen supresor de tumores p53.

¿El aceite se utilizará como medicina? Posiblemente no; pero sí como una arma preventiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine