Autor de 'Buscando empleo en Alemania'

"Es difícil ir a Alemania y empezar a trabajar en lo que se quiera"

Experto en asuntos laborales, Santiago González García ha elaborado una guía sobre cómo encontrar trabajo en Alemania

09.04.2016 | 05:00
Santiago González García.

Según el último informe del Instituto de la Juventud, entre 2009 y 2013, 150.000 jóvenes españoles pusieron rumbo a otros países europeos para buscar un nuevo empleo. La inmensa mayoría se fue con destino al Reino Unido y Alemania.

¿En qué consiste esta guía?
Según las estadísticas, Alemania es el segundo destino de la población española, detrás del Reino Unido, para buscar trabajo. La guía es un compendio de recursos variados para ayudar en el primer paso, que es la planificación. Es un punto de partida que puede ser interesante. Es como una guía de viaje enfocada al mundo laboral.

¿Cuál es la mayor dificultad para encontrar un empleo en Alemania?
El tema del idioma es vital. Para ir a Alemania hay que saber alemán. Hay cierta creencia en que se puede ir hablando inglés, pero en el día a día es necesario un buen nivel de alemán. Otro tema importante es el de las homologaciones, que es otro punto negro, por la dificultad de adaptar los títulos. Por desgracia, está habiendo un poco de desilusión entre esta inmigración a Alemania.

¿Cuáles son las formas más efectivas para buscar un empleo allí?
Es importante que se haga una planificación previa, antes de ponerse a buscar empleo allí, desde España, y ver cuáles son los perfiles que se demanda en cada una de las zonas. Por ejemplo, Berlín se considera la nueva Londres porque es un centro de atracción de muchos españoles, pero es una de las ciudades con una tasa de paro mayor, del 10%. En realidad, es una tasa baja comparada con la que tenemos aquí, pero aun así puede que sea una de las zonas donde, precisamente, habría que plantearse no ir. Igual es más fácil encontrar trabajo en la zona sur del país, como Baviera o Stuttgart, que son áreas que tienen unas tasas de paro muchísimo más bajas y que son más atractivas. Es muy importante no firmar nada desde España, porque una de las cosas que hemos detectado son engaños relacionados con páginas webs. Esto va en relación con el idioma. Las centrales sindicales alemanas están recomendando también que la gente lea muy bien lo que se firma. Hay que tener cuidado.

¿Qué tipo de empleo hay?
Es interesante ver cuáles son las fortalezas de cada lander [estado autonómico]. Las estadísticas hablan de que lo que más se demandan son ingenieros, sanitarios y expertos en nuevas tecnologías.

¿Y la calidad del trabajo es buena?
Esto hila con el problema de las titulaciones. Puede ocurrir que no se homologuen todos los títulos o que se haga de forma distinta. Otra de las cosas que detectamos y por la que creemos que hay cierto desengaño en la inmigración que va Alemania es que la gente va con un perfil profesional y luego se coloca en otros puestos, porque a trabajos de lo suyo, de primera mano, no suelen poder optar porque las empresas te piden un gran dominio del idioma o que tengas experiencia en ese empleo en suelo alemán. Hay un cierto punto de precariedad a la hora de la llegada, y a veces es traumática.

¿Y en qué acaban empleados?
Alemania tiene ahora una tasa de desempleo baja; según los expertos, en algunas zonas están en pleno empleo, pero eso no quiere decir que vayas a una región y que puedas trabajar en lo que quieres. A veces tienes que adaptarte, y hay que darse cuenta de que allí son muy populares los minijobs [trabajos a tiempo parcial y con una menor remuneración]. Hay millones de este tipo de contratos, que son en los que acaban en muchos casos los inmigrantes españoles.

¿Es caro vivir allí?
El nivel de vida del día a día, del supermercado o de tener una línea de teléfono, que es fundamental para poder buscar un trabajo, es muy similar al español, pero el problema está en la vivienda. Una de las razones por las que la gente va a Berlín es porque allí los alquileres son más asequibles que los del Sur. Allí es más difícil conseguir un alquiler, te exigen un contrato de trabajo, unos avales, que en ese país culturalmente es lo habitual.

¿Es diferente buscar trabajo en Alemania y en el Reino Unido?
Ahora mismo Alemania tiene mayor oferta de empleo que el Reino Unido, y también hay una mayor apertura a que vaya gente de fuera a trabajar allí. Por ejemplo, la Oficina de Inmigración alemana (BAMF) organiza muchas actividades para que la gente que viene de fuera conozca la cultura local. Los alemanes, en ese sentido, tienen una mentalidad más abierta que en el Reino Unido. Ponen más herramientas para la adaptación. Es más probable que sea más fácil llegar a trabajar en Inglaterra por la cuestión del idioma, pero, cuidado, también con su punto de precariedad. En ambos casos el sentido migratorio tiene efectos similares, porque se empieza trabajando en puestos por debajo del nivel profesional de cada uno.

¿Hay gente volviendo?
Hay un estudio de la Agencia de Inmigración alemana que asegura que va al alza el número de españoles que se van a Alemania, pero hay otro dato significativo que dice que de los que se marcharon la mitad ni siquiera llegó a estar un año. La gente va con unas ilusiones, pero luego no todo es lo que parece.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine