Aniversario espacial

Hubble cumple 26 años en órbita fotografiando una 'pompa' cósmica

El telescopio ha publicado impresionantes imágenes de una gigantesca burbuja que se encuentra a 8.000 años-luz

22.04.2016 | 13:17

Esta nueva imagen del telescopio espacial Hubble, publicada con motivo de sus 26 años en órbita, capta con una claridad sorprendente lo que parece una gigantesca burbuja de jabón cósmica.

El objeto, conocido como la nebulosa de la burbuja, es en realidad una nube de gas y polvo iluminada por una estrella brillante en su interior. El nuevo retrato vívido de esta escena dramática gana para la nebulosa de la burbuja un lugar en el exclusivo salón de la fama de Hubble, formado por una impresionante serie de imágenes de aniversario.

Hace 26 años, el 24 de abril de 1990, el telescopio espacial de la NASA/ESA Hubble fue puesto en órbita a bordo del transbordador espacial Discovery, siendo el primer telescopio espacial en su clase. Cada año, para conmemorar este día trascendental en la historia espacial, Hubble dedica una modesta parte de su tiempo a capturar de una vista espectacular de un objeto astronómico elegido especialmente.

El objeto aniversario de este año es la Nebulosa de la burbuja, también conocida como NGC 7635, que se encuentra a 8.000 años-luz de distancia en la constelación de Casiopea. Este objeto fue descubierto por primera vez por William Herschel en 1787 y esta no es la primera vez que ha llamado la atención de Hubble. Sin embargo, debido a su tamaño muy grande en el cielo, las imágenes del Hubble anteriores han mostrado sólo pequeñas secciones de la nebulosa, proporcionando un efecto mucho menos espectacular en general. Ahora, un mosaico de cuatro imágenes de la cámara del campo ancho de Hubble 3 (WFC3) nos permite ver la totalidad del objeto en una imagen por primera vez.

Esta visión completa de la nebulosa de la burbuja nos permite apreciar plenamente la envoltura casi perfectamente simétrica que da nombre a la nebulosa. Esta cobertura es el resultado de un potente flujo de gas estelar -conocido como viento estelar- de la estrella brillante visible justo a la izquierda del centro en esta imagen. La estrella, SAO 20575, es entre diez y veinte veces más masiva que el Sol y la presión creada por la fuerza de su viento sobre el material interestelar que la rodea produce esta forma similar a una burbuja.

La nube molecular gigante que rodea a la estrella -que brilla intensamente en radiación ultravioleta- trata de detener la expansión de la burbuja. Sin embargo, a pesar de que la esfera ya mide alrededor de diez años luz de diámetro, sigue creciendo debido a la presión constante del viento estelar, actualmente a más de 100.000 kilómetros por hora.

Aparte de la simetría de la propia burbuja, una de las características más sorprendentes es que la estrella no se encuentra en el centro. Los astrónomos todavía están discutiendo por qué este es el caso y cómo, no obstante, la burbuja es perfectamente redonda.

La estrella que causa el espectacular colorido de la burbuja también es notable por algo menos obvio. Está rodeada por un complejo sistema de nudos comentarios, que se puede ver más claramente en esta imagen justo a la derecha de la estrella. Los nudos individuales, que son generalmente más grandes en tamaño que el Sistema Solar y tienen masas comparables a la de la Tierra, consisten en glóbulos de polvo en formas de media luna con grandes colas de arrastre iluminadas e ionizadas por la estrella. Las observaciones de estos nudos, y de la nebulosa en su conjunto, ayudan a los astrónomos a comprender mejor la geometría y la dinámica de estos sistemas muy complicados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine