Tarragona

Declaran culpable al joven que mató a un bebé que le hizo perder en un videojuego

11.07.2008 | 17:38

El jurado popular ha declarado culpable por unanimidad a Luigi Durán Guzmán de la muerte de un bebé de once meses, hijo de su compañera sentimental, al que mató a golpes porque le hizo perder una partida de videoconsola.

El jurado, que ha tomado su decisión por unanimidad, no se ha decantado por ninguna de las tres opciones que podía elegir respecto al estado de las facultades mentales de Durán Guzmán: plenamente anuladas, afectadas notablemente o sólo levemente.

Según ha manifestado, en declaraciones a los periodistas, el abogado de la acusación popular, ejercida por la Generalitat, esta elección demuestra que el acusado "no sufría ningún trastorno y estaba perfectamente capacitado, tal y como defendieron los psiquiatras y médicos forenses".

Durante el juicio, que se ha celebrado esta semana en la Audiencia de Tarragona, la defensa del acusado alegó que el joven, de 19 años y nacionalidad dominicana, tenía las facultades mentales alteradas por su obsesiva adicción a las videoconsolas.

En su veredicto, siete miembros del jurado aseguran que el "Mortal kombat", el juego al que el condenado jugaba cuando el bebé le molestó, no es de "extrema violencia", mientras que los otros dos componentes han considerado que sí lo es.

El tribunal popular también considera que no ha quedado probado que Luigi Durán estuviera varios días jugando a la videoconsola, como declaró el acusado en el juicio para justificar su adicción a este tipo de máquinas.

Tras conocer el veredicto del jurado, la Fiscalía ha modificado la petición de pena de 20 a 24 años de prisión, al considerar que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato con la concurrencia de la agravante de parentesco y de encarnizamiento.

Además, solicita que indemnice a la madre de la víctima con 95.000 euros.

La acusación popular y la particular han mantenido la petición de 25 años de cárcel, la máxima prevista por asesinato, mientras que la defensa ha vuelto a reclamar la libre absolución de su cliente o, en su defecto, la condena a un máximo de dos años por un delito de homicidio imprudente y lesiones.

El jurado ha considerado probado por unanimidad que, entre las 12.30 y las 14.20 horas del 1 de septiembre del año pasado, el acusado se encontraba en el domicilio de la calle María Antonia París de Reus, donde convivía con su pareja sentimental y el hijo de ésta.

En ese momento, el procesado, que recientemente ha tenido una hija con la madre de la víctima, con quien continúa manteniendo una relación afectiva, se había quedado a cargo del menor, Yomar José, de once meses.

El joven jugaba con una videoconsola en una habitación del domicilio cuando el pequeño introdujo una mano en los mandos y le hizo perder una partida, a lo que el acusado reaccionó golpeando en el abdomen al niño, que cayó al suelo, y lanzándolo a la cama, donde le agredió de nuevo.

Posteriormente dejó al niño en la cama, mientras éste gemía y se quejaba, lo bañó y esperó a que llegase la madre, que fue quien se dio cuenta de que el niño no reaccionaba, ya que había fallecido a consecuencia de un traumatismo abdominal provocado por una hemorragia intraabdominal, señala el jurado.

Con el veredicto del jurado, que ha subrayado que el menor sufrió "mucho dolor", el juicio ha quedado visto para sentencia.

Enlaces recomendados: Premios Cine