AI pedía clemencia

Un pelotón ejecuta a un ´brujo´ en Indonesia por matar a 42 mujeres

11.07.2008 | 07:03

Un pelotón de fusilamiento ejecutó hoy en la isla indonesia de Sumatra a un condenado por el asesinato de 42 mujeres que creía que así lograba poderes mágicos, conocido como el "Asesino del Cañaveral".

Fue ajusticiado tras rechazarse una petición de clemencia del grupo defensor de los derechos humanos Amnistía Internacional y "pareció resignado a su destino", según un portavoz de la oficina del fiscal general del Estado.

Le fue concedido su último deseo de despedirse de su esposa, quien inicialmente fue también condenada a la pena capital pero su sentencia fue reducida a cadena perpetua, añadió.

Dukun Klenik Datuk, como se hacía llamar Ahmad Suradji, de 57 años, fue sentenciado a muerte en 1997 tras ser hallado culpable del asesinato de 42 mujeres, a las que sedujo aprovechando su condición de supuesto brujo de magia negra.

La Policía le detuvo aquel año tras el descubrimiento de un cadáver cerca de su domicilio en la provincia de Sumatra Septentrional, y poco después se hallaron 41 cuerpos más.

Durante el juicio, varios testigos aseguraron que las víctimas de Suradji acudían a él en busca de ayuda para ser más atractivas.

Las llevaba a un campo detrás de su caso y las enterraba hasta la cintura, alegando que formaba parte del ritual, antes de estrangularlas y luego quemarlas con la cabeza apuntando hacia su domicilio, en otro perverso rito de magia negra.

Cuando fue arrestado hace once años, Suradji declaró a la Policía que los asesinatos le daban más poderes místicos.

Los "dukun klenik", tanto hombres como mujeres, son figuras poderosas, especialmente reverenciadas en el país, que acoge a la mayor comunidad musulmana del mundo, pero donde existe una amplia tradición asociada al misticismo y donde estos brujos tienen mucho poder, especialmente en la isla de Java.

Hace tres semanas, Indonesia aplicó por primera vez la pena de muerte desde que llegó al poder el actual presidente, Susilo Bambang Yudhoyono.

La costumbre en el país es llevar a cabo las ejecuciones por pelotón de fusilamiento, generalmente de noche y en un lugar aislado, y nunca se anuncian las fechas exactas.

En el Sudeste Asiático todavía se aplica la pena capital en Birmania (Myanmar), Brunei, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam pero en Filipinas se abolió en 2006.

Enlaces recomendados: Premios Cine